El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

El MAS difunde ranking que en caso de Arce se basa en dato de marzo

El oficialismo promociona la imagen del primer mandatario a partir de un denominado “índice de popularidad” elaborado por una revista editada en España.

hace 2 mese(s)

,

El oficialismo promociona la imagen del presidente Luis Arce a partir de un “índice de popularidad” elaborado por una revista editada en España para su número del mes en curso. Sin embargo, en el caso de Arce se basa en  una encuesta que data de marzo. 

El oficialismo difundió esa tabla   con énfasis desde el mismo día en que Página Siete y El Deber difundieron encuestas. Este impreso publicó el domingo el trabajo de campo de Cultura Interactiva, en el que el  57% cree que Arce no logra sacar al país de la crisis económica; y el diario cruceño publicó que casi el 50% de consultados en ciudades del eje consideran que su economía está peor que cuando hubo confinamiento en 2020. 

En el índice de popularidad, elaborado por la Revista de Acop de este mes, Arce figura con el 55% (como primero de la lista está el presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, con el 71%). La fuente del dato   de la aprobación de Arce  es el estudio de marzo  de Mitofsky  (México).

Esa encuestadora está familiarizada con temas de Bolivia. El 11 de noviembre de 2019, un día después de que Evo Morales renunciara, realizó un estudio online.  Ese trabajo detectó “polarización de opiniones” (48% dijo que hubo “golpe” y 47% indicó que se trató de una “presión ciudadana”), aunque el 61% manifestó estar de acuerdo con la renuncia.

La tabla de aprobación de la revista indicada fue difundida tanto desde el Ejecutivo como desde el Legislativo.  “Saludamos el informe de la Revista de la Asociación de Comunicación Política, que se edita en España, que ubica al hermano presidente Lucho Arce entre los mandatarios con mayor aprobación no sólo en la región, sino en el mundo”, indicó el presidente del Senado, Andrónico  Rodríguez. 

Por su parte, el ministro de Justicia, Iván Lima, tuiteó: “Interesante contenido de la revista de comunicación política Acop: análisis de discursos de odio y un índice mundial de popularidad de jefes de Estado. El presidente @LuchoXBolivia recibe 55% de aprobación (antes de la vacunación masiva desde 18 años)”.

El análisis de expertos 

En contacto con Página Siete, el politólogo Julio Ascarrunz indicó que se apela a esos datos porque “es la única información disponible sobre todo en términos comparativos con otros países”. “Hasta donde  conozco no hay tampoco otras encuestas, otras investigaciones, ni siquiera dentro de Bolivia que hayan desarrollado este mismo trabajo”, explicó.   

Agregó que ello  tiene mucho   que ver también con que recién se inició el periodo de mandato de las nuevas autoridades, y subrayó que “además de que no hay la información sobre estas nuevas autoridades, mucho menos lo hay en términos comparativos con otros países, como para poder hacer justamente lo que hace esta tabla, que es desarrollar un ranking de distintos niveles de aprobación en varios países, no solamente de América Latina, sino también otras partes del mundo”. 

El analista político Diego Cuadros sostuvo a este rotativo que el oficialismo promociona a Arce con ese índice  para “tratar de neutralizar un poco esto de las encuestas que se difundieron”.

“El tiempo que pasó desde la elección del Presidente -subrayó- todavía es muy corto como para que su aprobación baje mucho; es decir, todavía no es mucho el tiempo que tiene en la Presidencia. Entonces, me imagino que es por eso también que él  acude a otras encuestas para mostrar que no bajó tanto su popularidad”.



Consultado sobre si la fecha de la encuesta de Arce puede generar un factor de  distorsión, Ascarrunz manifestó que “puede ser tanto hacia arriba como hacia abajo”. “Puede haber una distorsión en la que se esté sobrerrepresentando la aprobación presidencial del caso boliviano respecto de sus pares latinoamericanos, pero también puede ser el escenario inverso, en el que se esté subrepresentando esos mismos niveles de aprobación y el tuit un poco del ministro Lima va en ese sentido”, explicó.   

“De todos modos -agregó-, en términos comparativos, una diferencia de un par de meses como sucede entre un presidente y otro no tendrían por qué afectar de manera muy amplia los niveles justamente para hacer esta comparación de este tipo de ranking”. 
 

Punto de vista

Julio Ascarrunz Politólogo 


¿Por qué medir la aprobación?

En términos de la gestión gubernamental, las encuestas que miden la aprobación son importantes porque  un poco dan la pauta, como una especie de termómetro de hacia dónde está yendo justamente la aprobación de esa gestión, si las acciones desarrolladas desde una administración o desde una persona en concreto, como en este caso el Presidente, son las acertadas en términos de popularidad, en términos de legitimidad. 

Obviamente puede  haber situaciones en las que una decisión que no sea tan popular pueda ser necesaria en términos de eficacia o eficiencia para el manejo del Estado.  

De todos modos, más allá de esta especie de termómetro para los propios gobernantes y medir la gestión pública, puede ser importante contar con esta información también para la ciudadanía, porque da una pauta de hacia dónde están avanzando las preferencias políticas de la población, sobre todo con miras casi recurrentes a próximos procesos electorales por más de que sean de aquí a cinco años.

Ahora bien, hay que tener cuidado con una cosa:  las encuestas por más confiables y bien hechas que estén, y por más de que la muestra cumpla con requisitos estadísticos para ser considerada probabilística, siempre va a tener márgenes de error,  y además de que no se transforman automáticamente en preferencias electorales, sobre todo cuando hay una diferencia tan grande, como la que tenemos actualmente, entre el momento actual y la próxima elección presidencial.

 

 

Pagina Siete


Notas Relacionadas