El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Policías activos: "El proyecto de ley es un atropello, es anticonstitucional"

hace 3 mese(s)

,

El artículo 11 del proyecto de Ley de Carrera de Generales y de Ascensos de la Policía Boliviana es el que más preocupa a la institución. Por un lado a los policías del servicio pasivo, que sí pueden opinar, y por otro lado a miembros del servicio activo, que por mandato constitucional no deben "deliberar", según lo establecido en el artículo 251 de la CPE.

Según este artículo 11, el mando policial estaría conformado por las siguientes autoridades: en primer lugar por el ministro de Gobierno, en segundo lugar por el comandante general, en tercer lugar por el subcomandante o jefe de Estado Mayor, y en cuarto lugar por el suboficial de Estado Mayor del Comando General de la Policía Boliviana.

Los uniformados del servicio activos, entrevistados, coincidieron en que el proyecto de ley, aprobado por mayoría en la Comisión de Defensa, FFAA y Policía, y que será debatido este martes 22, a las 14:00, por la Cámara de Diputadosviola el artículo 251 de la CPE, que establece que la Policía Boliviana es integral, indivisible y bajo mando único, en conformidad con la Ley Orgánica de la Policía Boliviana y las demás leyes del Estado.

Según los entrevistados, si bien el artículo 252 se establece que la Policía depende del presidente del Estado, por intermedio del ministro de Gobierno, no quiere decir que el ministro pueda ser parte de la estructura orgánica de la institución, como se pretende con la cláusula 11 del proyecto, y menos interferir en decisiones técnicas o tácticas.

"Nosotros, el servicio activo, desde las sombras, decimos que el proyecto es un atropello, pedimos el apoyo del pueblo, de las plataformas, que reclamen porque no está bien, están politizando esto. Hoy más que nunca los necesitamos porque no podemos manifestarnos públicamente por el tema vertical, pero con esto nos van a sepultar como Policía", dijo un jefe policial, y agregó que es lo peor que podría pasarles en la vida de la institución, que este 24 de junio está de aniversario.

Un coronel, que tampoco puede dar su nombre para evitar sanciones, dijo que la situación que atravesaría la Policía, de aprobarse este proyecto de ley, es muy difícil. "No tenemos nada que celebrar, no vamos a festejar las persecuciones, la ley de ascensos, ni los cambios de destino como castigo, o las injusticias que están ocurriendo. Es una catástrofe para la PolicíaQuieren poner un civil que sale de una estructura política y que nada sabe del funcionamiento policial", aseveró.

Un uniformado de base aseveró que con este proyecto se pretende tener controlada a la Policía porque esta no depende del poder político, sino que está al servicio del pueblo, "pero por culpa de algunos de nuestros jefes se da esta situación porque le aplauden al ministro, seguro por ascensos, pero no están viendo lo institucional", cuestionó.

Ascensos

Coincidieron en que los ascensos a general son solo una formalidad que el Gobierno ya había perjudicado. "Los generales ya deberían estar desde comienzos de año, pero no hicieron nada porque están haciendo una ley a medida de ellos y de los que están arriba", dijo el coronel. 

Lamentó que se pretenda que los generales sean designados por el presidente. "Ellos dicen que será por mérito, si fuera así no le tocaría a Aguilera, sino a Soria, que es el primero, se beneficia a los que están arriba y por sus apetitos de ascenso están vendiendo a la institución", criticó, lamentando el silencio de los políticos

"Las instituciones están muy calladas, los políticos, no sé si se olvidaron de la Policía, pero tenemos la esperanza de que se manifiesten porque muchas plataformas ya lo hicieron. Al menos los pasivos pueden decir algo, nosotros, los activos, no. La institución y el pueblo son sabios, y todo lo que sube, baja; la Policía es de su pueblo y volverá con él", advirtió.

El coronel Freddy Soruco lamentó que el proyecto no fuera consensuado con la institución. Dijo que todo mundo está preocupado, y que por eso habrá reunión este martes 22, para mandar una carta al Congreso. Dijo que para tocar una fuerza pública primero tiene que ser consensuado con los miembros de la Policía, "que se va a enojar y empezará a amotinarse; además ¿qué beneficio le da a la Policía que le cambien el mando? ¿por qué no la vuelven cuarta fuerza pública?, ¿por qué no le dan el mismo nivel de salario que a las Fuerzas Armadas? ¿por qué no le dan el 100% de la jubilación?", cuestionó.

Soruco dijo que la Policía es única y que se basa en los principios de la jerarquía y la disciplina, y que para ser comandante general o para pertenecer jerárquicamente el sujeto tiene que ser nacido en la Academia Nacional de Policía, "no puede entrar en el grado de comandante un ministro que es civil y que va a estar uno o dos meses, su cargo es totalmente político", aseveró.

Wiler Solano, presidente de la Asociación del Servicio Pasivo, anunció una conferencia de prensa para este martes 22, en la Plaza 24 de Septiembre, y adelantó protestas similares en otros puntos del país, como en la Plaza Murillo, en La Paz, y también en Cochabamba.

"Ese proyecto es anticonstitucional y no puede ser aceptado, si se consolida, quiere decir que perforaron la Ley Orgánica de la Policía y se viene lo más grave porque quita atribuciones, poco a poco están manoseando a la institución, mientras nosotros luchamos por ella, los políticos luchan por destrozarla", criticó.

Según Solano, con este proyecto quieren dividir a los uniformados del servicio activo. Dijo que ascenderán a casi 29 generales, favoreciendo apetitos personales, "pero ellos no saben el futuro que les sobrevendrá, solo los institucionalistas luchan por el bienestar de su Policía", alertó.



Legisladores

Saúl Lara, diputado de Comunidad Ciudadana, y miembro de la Comisión de Defensa, FFAA y Policía, explicó que este  proyecto de ley fue enviado por el poder Ejecutivo a través del Ministerio de Gobierno, que se supone tenía que ver con el ascenso de generales, pero que incorpora varias cosas y deroga otras. 

Dijo que fue considerado la semana pasada en la comisión, y que mereció el rechazo de la oposición, que tuvo varias  observaciones. En primer lugar, lo catalogaron como un proyecto de ley parche al tema de la Policía, "que entendemos debe ser integral, institucional, y tiene que ver con la actualización de la Ley Orgánica de la Policía, a la que tocan tangencialmente y solo para dos o cuatro elementos".

En segundo lugar, Lara explicó que no es una ley inocente, ya que más allá de que incorporará a 20 nuevos generales a la Policía, también incorporará la promoción casi automática de sargentos, "ya nadie será policía de base", aclaró. Para él, lo más grave y preocupante son los artículos 11 y 12 de este proyecto, "que ponen el alto mando policial a la cabeza, ni más ni menos que del ministro de Gobierno, cosa que nos parece muy grave y delicada".

Lara, en consonancia con los otros entrevistados, dijo que es inconstitucional porque la CPE y la Ley Orgánica de la Policía señalan que los mandos son únicos, indivisibles, y que la Policía es integral.

"El alcance del proyecto no solo pone a un civil, al ministro de Gobierno, sobre el comandante y sobre el alto mando, sino que además hace desaparecer el Estado Mayor Policial, o por lo menos está mal planteado. Es una venezolanización y una sobreposición de lo político y civil sobre la institución, es una decisión no solo peligrosa, sino que desestructura la institucionalidad. Merece nuestro rechazo", aseveró.

 

Ilustró su afirmación con que la Policía venezolana tiene 1.200 generales, y que se han repartido los generalatos sin respetar la carrera y el escalafón policial, lo que "naturalmente genera una deformación o politización de estructuras militares o policiales". Dijo que en el caso boliviano solo se esperaba la confirmación de máximo seis generales, que deben ser el comandante general, el subcomandante, el inspector general, el presidente del tribunal de justicia y algún otro. "Pero esta nueva ley incorpora el grado de general a todos los comandantes de la Policía departamentales, a todas las jefaturas de orden nacional, llámense FELCN, Inteligencia, FELCC, etc.", explicó.

 

 

Sin embargo, Lara reconoció que el MAS, en el Legislativo, querrá imponer su rodillo este martes, igual que en el debate de la comisión. "De esa manera promulgan lo que quieren, esto no es bueno para la democracia, en estos 14 años se ha deteriorado y degradado el Congreso, al extremo de convertirlo en un apéndice del Ejecutivo", criticó.

Lara reconoció que, por mandato constitucional, tanto las FFAA como la Policía no pueden deliberar, pero ya tiene conocimiento de que se ha generado inconformidad entre quienes quieren una Policía institucional, moderna, "es una de las instituciones más importantes de la estructura democrática", enfatizó.

El legislador del Movimiento Al Socialismo (MAS), Juanito Angulo, ya había defendido el proyecto de ley, asegurando que busca garantizar y fortalecer la institucionalidad en la Policía Nacional.

 

Angulo dijo a Erbol que se tergiversa el espíritu del proyecto de ley y sostuvo que en realidad se busca garantizar las decisiones de los altos cargos en la Policía, además de su institucionalidad.

Sin embargo, para Lara, la Policía no va a mejorar con 20 o 100 generales, sino con especialización, institucionalización, modernización, presupuesto y condiciones salariales. "Lo que debe hacerse es destrozar la prebenda y la corrupción existente en los ascensos y en la orden de cambios de destinos, se sabe que sobornan para ir a determinados destinos o entidades", apuntó.

El Deber.


Notas Relacionadas