El tiempo
     Santa Cruz

M Mundo

Guaidó da un golpe de timón y se abre a negociar con Maduro

Guaidó pidió en su mensaje un "acuerdo que incluya la convocatoria de un cronograma de elecciones libres y justas: la presidencial, parlamentarias, regionales y municipales con observación y respaldo internacional".

hace 1 mese(s)

,

El líder opositor venezolano Juan Guaidó propuso ayer retomar negociaciones con el gobierno de Nicolás Maduro para pedir un cronograma de elecciones, que incluya presidenciales, a cambio del "levantamiento progresivo" de sanciones internacionales.

Guaidó -reconocido como presidente interino de Venezuela por 58 países- se había cerrado a la opción de reanudar estas conversaciones con el líder socialista desde que se paralizó una ronda de negociación en 2019 con el apoyo de Noruega.

"Venezuela necesita un acuerdo de salvación nacional", dijo Guaidó en un video transmitido en sus redes sociales.

"El compromiso de la comunidad internacional para lograr esta recuperación" es "ofrecer incentivos al régimen, incluyendo el levantamiento progresivo de sanciones condicionado, por supuesto, al cumplimiento de estos objetivos fundamentales del acuerdo", añadió.

Guaidó pidió en su mensaje un "acuerdo que incluya la convocatoria de un cronograma de elecciones libres y justas: la presidencial, parlamentarias, regionales y municipales con observación y respaldo internacional".

Planteó también la "entrada masiva de ayuda humanitaria y vacunas contra la Covid", que azota al país con una virulenta segunda ola que ha desbordado hospitales; y "la liberación de todos los presos políticos".

La propuesta, que sigue a otros intentos fallidos de negociaciones, ocurre poco después de que el Parlamento de amplia mayoría oficialista nombrase nuevas autoridades electorales.

Es un Consejo Nacional Electoral (CNE) "que no reconocemos", apuntó Guaidó, rechazando participar en las elecciones municipales y regionales previstas para este año, aún no convocadas. 

"Conspirar con la dictadura, para legitimarse mutuamente como tiranía y oposición leal a esa tiranía, no conduce a la libertad, sí a la sumisión y a la normalización de la peor tragedia que ha habido en nuestro país", expresó.

Un ala de la oposición, alejada de Guaidó, negoció la inclusión de dos actores en esa directiva, liderada por un exministro de Maduro.

Los diálogos de 2019 fueron congelados en agosto por Maduro en rechazo a duras sanciones económicas de Estados Unidos, principal apoyo internacional del líder opositor, a quien entregó además el control de fondos congelados.

Tras el fracaso de estas conversaciones, el líder chavista inició diálogos con otros sectores opositores, al margen de Guaidó, que ha calificado de "burla" los constantes llamados al diálogo de Maduro, que cuenta con el respaldo de las fuerzas armadas, y de aliados internacionales como Rusia y China.



Piden extradición de López

La corte suprema de Venezuela pidió ayer a España la extradición del dirigente opositor Leopoldo López, condenado a casi 14 años de cárcel y exiliado en el país europeo desde hace casi siete meses.

"La Sala de Casación Penal del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), declaró procedente solicitar al Reino de España, la extradición activa del ciudadano Leopoldo Eduardo López Mendoza, para el fiel cumplimiento del resto de su condena en territorio venezolano, la cual es de ocho años, seis meses, 25 días y 12 horas", señaló un comunicado de la máxima corte.

López, carismático exalcalde del acomodado municipio caraqueño de Chacao, fue sentenciado en 2015 a casi 14 años de prisión, acusado de incitación a la violencia en protestas contra el gobierno de Maduro que dejaron 43 muertos y unos 3.000 heridos entre febrero y mayo de 2014.

En 2017 recibió casa por cárcel, de donde fue liberado por sus guardianes y participó en un fallido alzamiento de un grupo de militares contra el presidente Maduro el 30 de abril de 2019.

Tras el fracaso del levantamiento, López se refugió en la casa del embajador de España en Caracas, Jesús Silva, donde se encontraba en calidad de huésped hasta que partió a Madrid el 24 de octubre del año pasado.

El gobierno de Maduro acusó entonces al diplomático de ser "cómplice" en la "fuga" de López y ordenó "revisar a fondo" la relación con España.

Pocos días después de llegar López a Madrid, el gobierno español anunció que estaría representado en Venezuela por un encargado de negocios y no un embajador, al cuestionar la legitimidad de Maduro.

La encargada para América Latina del ministerio de Asuntos Exteriores de España, Cristina Gallach, visitó en marzo Venezuela, donde se reunió con el alto gobierno, así como con miembros de la oposición. Dijo apoyar un diálogo en pro de "una solución política a la crisis del país".

López, que vive en Madrid con su esposa Lilian Tintori y sus tres hijos, no ha reaccionado a la orden del tribunal venezolano.


Notas Relacionadas