El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Tras relatar que decidió renunciar antes de que FFAA le sugirieran, Evo ahora lo niega

hace 1 mese(s)

,

Pese a que el expresidente Evo Morales relató en su libro que la decisión de renunciar la tomó antes de que las Fuerzas Armadas (FFAA) le sugirieran dar ese paso, el exmandatario en una entrevista reciente,   negó aquello.  Y, además, acusó a la institución castrense de formar parte del supuesto golpe, desde seis días antes de que dejara el poder. 

En su libro Volveremos  y seremos millones (2020), en el capítulo 2, el exmandatario cuenta que el domingo 10 de noviembre se reunió con  la Central Obrera Boliviana (COB), en la mañana,  en el desayuno, y que después de reuniones y debates en La Paz, debía  viajar al trópico de Cochabamba para otra reunión.  

Es en esa parte del libro que a continuación Morales narra que conversó con el entonces vicepresidente Álvaro García Linera, y señala que ambos tomaron la decisión. 

“El domingo después de reuniones, debates, yo tenía otra reunión en la zona del trópico de Cochabamba. Pero con Álvaro hablamos así. Para evitar tanta agresión, tanta humillación. Para que no sigan quemando las casas, como la de mi hermana, las de los familiares. Decidimos: 

- Vamos a renunciar para evitar tantos hechos de sangre. Y decididamente informamos esto a nuestros compañeros”, se lee en el libro de Morales.

La siguiente escena que narra el expresidente es el incidente que le ocurrió antes de partir al trópico: “El piloto no quiso levantar vuelo”. Tras resolver esa situación, con una llamada al comandante Terceros, Morales indica que el avión aterrizó en Chimoré, donde le informaron que las FFAA habían sugerido su renuncia. 

“Y lo peor es que cuando levantamos vuelo, aterrizamos en Chimoré, y ya me informan que el comandante y jefe de las Fuerzas Armadas había dicho que habían pedido mi renuncia”, señala en el texto el expresidente.  

Líneas más adelante, Morales indica: “Las Fuerzas Armadas fueron las últimas en ‘sugerir’ mi renuncia, en conferencia de prensa”

Sin embargo, el pasado lunes, en una entrevista en Bolivia Tv, Morales indicó: “Decir que yo había renunciado o había decidido renunciar antes de que las FFAA me pidan la renuncia, qué mentira”.  

Morales, en esa entrevista, también manifestó que recibió información de que supuestamente, faltando seis días para el 10 de noviembre, retiraron en ambulancias  de la Casa Grande del Pueblo “armamento” de los Colorados. “Me sorprende eso, las FFAA ya estaban en golpe, faltando seis días”, sostuvo. 



Página 34 del libro Volveremos  y seremos millones, de Evo Morales.

Decisión meditada 

En su libro, Morales relata que meditó bien su renuncia.  “Pensé en tirarme monte adentro, selva adentro para gobernar. Pero pensé que, al día siguiente, nuestra gente estaba movilizándose para retomar la Plaza Murillo, la Casa Grande del Pueblo. Pensé, si se movilizan, va a haber enfrentamiento”, indica. 

El expresidente señala que pensó que los sectores sociales podrían imponerse  a la gente civil, pero que aquello no ocurriría con la Policía, que estaba amotinada. 

“Pensé que nuestros compañeros muy bien pueden dominar a la gente civil. Pero no van a poder dominar a la Policía amotinada, a la Policía golpista. Las Fuerzas Armadas además de eso, Fuerzas Armadas que finalmente piden mi renuncia, Policía golpista, entonces imagínense la masacre. (…) De esa masacre nos van a echar la culpa, me van a echar la culpa a mí. Y para que no haya muertos renuncié”, asegura. 

Morales cuenta a continuación: “Informé a mis ministros, a mis compañeros, para evitar esa masacre, mejor renunciar, no por cobarde, sino por cuidar la vida”. Luego señala: “Entonces dormí con la conciencia tranquila, la decisión de renunciar era un buen cálculo para evitar una masacre. Renuncié el domingo”.   
 

10 de noviembre 

 Según  Volveremos y seremos millones, Evo Morales se reunió la mañana de ese  10 de noviembre de 2019 con la COB  y luego debía   viajar al trópico de Cochabamba para otra reunión. 

Decisión Morales relata en su libro, antes de narrar su viaje al trópico, que habló con Álvaro García Linera, entonces vicepresidente, con quien decidieron renunciar “para evitar tantos hechos de sangre”.

FFAA Morales narra  que luego de que el avión aterrizara, le informaron  que  las FFAA pidieron su renuncia. “Ya me informan que el comandante y jefe de las Fuerzas Armadas había dicho que había pedido mi renuncia”, indica.


Notas Relacionadas