El tiempo
     Santa Cruz

E Economia

Especial: Luis Arce cumple un mes enfocado en la reconstrucción económica

hace 11 mese(s)

,

El 8 de noviembre asumía la presidencia del Estado Plurinacional de Bolivia, Luis Arce Catacora, conocido como Lucho o Superlucho, el exministro de Economía una pieza casi inamovible del gabinete del gobierno de Evo Morales, es señalado como el autor del milagro económico boliviano que tanto interés causó en organismos y la comunidad internacional y que trajo una bonanza económica nunca antes vista a Bolivia.

Arce sabía que las circunstancias no eran las mismas, por eso en su campaña había señalado que sus prioridades serían encarar un trabajo serio con respecto a la pandemía del Coronavirus, reactivar la economía y lograr una reconciliación nacional, pese a ser un corto tiempo en el cargo las señales que da apuntan a cumplir sus promesas.

El nuevo mandatario que ganó con un contundente 55,1% de los votos, se ubicó 26,3 puntos por encima de su inmediato seguidor, Carlos Mesa, que obtuvo el 28,8 %, y ya desde su campaña había advertido el mal manejo de la pandemía, la preocupante caída de la economía donde habíamos sido lideres en la región por años y que ahora se encuentra muy golpeada, además de una profunda polarización en la sociedad; distaban mucho de la Bolivia que había dejado el Movimiento al Socialismo (MAS), en noviembre de 2019 cuando hubo una ruptura de la democracia que acabó abruptamente con su gobierno.

Reconstrucción económica de la Patria

El 12 de noviembre Arce promulgó las leyes que financiarán el Bono contra el Hambre de Bs1.000 que beneficiará a las bolivianas y bolivianos que no tienen ingresos fijos y que empezó a pagarse el primero de diciembre con la premisa de llegar a todos los bolivianos que así lo necesiten donde se encuentren, hasta el domingo pasado el Gobierno Nacional informó que 300.000 personas ya habían cobrado el beneficio. El 25 de noviembre en Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer anunció impulsar las políticas de despatriarcalización, además que su gobierno será implacable contra la violencia a la mujer, para eso se aprobaron el Decreto Supremo 4399, donde las FFAA y Policía implementarán programas y acciones inmediatas de prevención contra este tipo de violencia.



El 27 de noviembre se lanza la reactivación del sector turístico con el Decreto Supremo 4400, que otorga días de vacación adicionales y otras prestaciones a funcionarios públicos que adquieran paquetes turísticos en territorio nacional para así fomentar el turismo interno.

El 3 de diciembre, participó de la Trigésima primera sesión extraordinaria de la Asamblea General de las Naciones Unidas, en respuesta a la pandemia, donde resaltó que la pandemia puso en evidencia las grandes asimetrías y la vulnerabilidad que existen entre países y pidió comprensión y solidaridad en la cooperación internacional con respecto a la deuda externa, además de informar que su administración realiza los mayores esfuerzos para poder adquirir vacunas seguras, eficaces que serán suministradas de forma gratuita para aproximadamente tres millones de bolivianos.

Ese día también se estableció el Decreto Supremo 4409, que define que el pago de las cuotas diferidas por la pandemia sea realizado al final del plan de pagos establecido y sin intereses adicionales, los bancos deben reprogramar y el refinanciar los créditos diferidos, esta medida ayuda sobre todo a los pequeños y medianos empresarios y a otros sectores como los transportistas. También se aprobó el Decreto Supremo 4408 que instruye a las entidades financieras garantizar los créditos destinados a apoyar al sector productivo del país y a las familias que quieren acceder a una vivienda de interés social. Los bancos deberán mantener un nivel mínimo de sesenta por ciento del total de su cartera, entre créditos destinados al sector productivo y créditos de vivienda de interés social.

El 4 de diciembre se reinició la inversión pública con la inauguración de la Unidad Educativa San Antonio de Pucara en Cochabamba: “para poder generar empleos, obras, crecimiento económico y cumplir con las empresas que trabajan adecuadamente” señaló el mandatario, más tarde en la capital valluna, se realizó la reanudación de los desembolsos para reactivar la construcción del Tren Metropolitano, un sueño anhelado de la llajta congelado por los anteriores gobernantes.

Si bien un mes es un periodo cortó para juzgar una gestión presidencial, las muestras que da el gobierno de Arce apuntan a cumplir las expectativas que generó en la población, el mandatario ya había advertido siendo candidato el complicado escenario económico post pandemia que vivirá el país, lo cual explica muchas de sus acciones. También recibe críticas en especial de opositores encabezados por la anterior presidente, Jeanine Áñez, que defiende su gestión y responsabiliza de la crisis de la economía, al anterior gobierno del MAS, que según ella dejo al país arruinado y a esto se sumó la pandemia del coronavirus, que terminó de golpear a la economía.


Notas Relacionadas