El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

¡Denuncias de corrupción y renuncias de viceministros en el ministerio de Defensa!!

Existen decenas de soldados, sargentos y oficiales, contagiados de coronavirus por la falta de equipos, negligencia del mando y la irresponsabilidad del ministro de Defensa

hace 15 dia(s)

,

En las últimas horas se ha denunciado una gigantesca red de corrupción que operaba en el Ministerio de Defensa bajo el mando directo de su titular, Luis Fernando López. La mancha de la corrupción alcanzó todo el ministerio con la complicidad del Comando en Jefe de las FFAA, Gral. Sergio Orellana, su Estado Mayor y los Comandantes de Fuerza, Ejército, Naval y Fuerza Aérea, beneficiados con gastos reservados que alcanza a los 50.000 dólares mensuales. Prácticamente, están involucrados los tres viceministerios del sector en los que se manejan grandes sumas de dinero:

1) viceministerio de Defensa Civil

2) viceministerio de Defensa

3) viceministerio de Lucha Contra el Contrabando.

El viceministerio de Defensa Civil tiene a su cargo las adquisiciones de materiales, insumos, combustibles y equipos de protección civil para cubrir las necesidades imperativas derivadas de la pandemia.

El Viceministerio de Defensa tiene a su cargo las compras de vestuario, uniformes, botas y alimentos además de equipo militar como munición de guerra y agentes químicos para enfrentar las protestas sociales.

A su vez, el viceministerio de Lucha Contra el Contrabando tiene responsabilidades de evitar el ingreso de mercadería y cuya protección a vastas redes ilegales en el altiplano y oriente supone ingresos multimillonarios.



Como si se tratara de una banda de asaltantes uniformados, los tres viceministros fueron denunciados oportunamente, pero a su vez fueron protegidos por el titular del sector por el conjunto de irregularidades que tienen que ver con las compras de materiales en insumos en sus respectivas áreas con sobreprecios exorbitantes, sin licitación alguna y con asignaciones caprichosas a las empresas al calor del porcentaje de las comisiones. Se ha denunciado también serias irregularidades que tienen que ver con compras fraudulentas y simulación de compras que no ingresan a los almacenes. 

Aprovechando la confusión administrativa, las urgencias y los decretos de emergencia sanitaria, así como la protección del propio ministro de Defensa, López, los actos de corrupción han generado tensiones internas que provocaron la renuncia (¿destitución?) del Gral. Peñaloza, Viceministro de Defensa y del Cnl. Calderón, Viceministro de Defensa Civil. El primero fue sustituido por el Gral. Peinado y el segundo por el contraalmirante Talaeche. Queda en pie el Viceministro de Lucha Contra el Contrabando por gozar de la confianza de la presidenta Áñez y por constituirse en una de las fuentes de recaudación ilegal para la presidencia y el ministro de Defensa.

Extrañamente, el hecho de no haberse producido estos cambios de manera pública y haberse realizado entre cuatro paredes dice relación con el clima de malestar reinante en los niveles intermedios de mando que asisten consternados a este panorama de descomposición moral, política y administrativa del régimen de Jeanine Áñez.

El pronunciamiento público de capitanes, subtenientes y sargentos hace unos días manifestando su profundo malestar por las operaciones encubiertas de la policía en Senkata, adjudicando el bloqueo a presuntos vecinos y militantes masitas y el cobro irregular y extorsivo de multas impuestas a la gente por parte de la policía son expresiones inequívocas de que la situación dentro de las FFAA es crítica, mismas que amenazan con un quiebre en la disciplina militar.

Prácticamente todo el ministerio de Defensa está sumergido en actos irregulares que han dado lugar a la renuncia de la Directora Administrativa y los viceministros de Defensa y Defensa Civil.

Este escándalo cometido en medio de una pavorosa pandemia que amenaza extenderse sin control del Gobierno de Añez por todo el país, ocurre también en circunstancias en las que las FFAA y todo su personal carecen de la más mínima protección y bioseguridad para cumplir sus labores de patrullaje rutinario.

Existen decenas de soldados, sargentos y oficiales, contagiados de coronavirus por la falta de equipos, negligencia del mando y la irresponsabilidad del ministro de Defensa que prefirió mandar generales a hacer campaña electoral a las regiones en desmedro de la preservación de la vida de su personal.

Mientras en el ministerio de Defensa se hacían jugosos negociados con el presupuesto y la plata de todos los bolivianos, el personal subalterno se encuentra comprometido en tareas de control callejero asediados por una policía corrupta que usa a las FFAA en condición de peones, entretanto policías de diferentes rangos usan la cuarentena para extorsionar a la población a plena luz del día.///


Notas Relacionadas