El tiempo
     Santa Cruz

A Actualidad

“Antes de botarme del cuarto que alquilaba, el dueño me ultrajó”: la dramática historia de Ana, una mujer trans cruceña

La cuarentena total comienza a sacar a la luz las condiciones precarias en la que se encuentra esta población que, se estima, es de 300 mujeres en la capital cruceña. El 98% se dedica al trabajo sexual para sobrevivir

hace 1 mese(s)

,

Lucía perdió a sus padres cuando era niña. Quedó a cargo de su abuela, viviendo en una casa precaria junto a su hermano, en uno de los barrios que forman los bolsones de pobreza en la capital cruceña. El hambre los rondaba a diario, por lo que en plena pubertad decidió salir a la calle para llevar el sustento a su hogar. 

La vida lejos de su abuela no era fácil. El acceso al trabajo se complicaba más cuando se presentaba como ella y no como lo que veía el empleador, un varón. La situación la empujó a tomar un camino difícil, el de la prostitución. Fue víctima de violencia, pero logró salir de aquel submundo. Decidió dedicarse a las artes circenses, pero el jornal que le pagaban (entre Bs 15 y 20 diario) no cubrían ni sus más mínimas necesidades. A esto se sumó la expropiación de la vivienda donde vivió por más de 30 años, por lo que la situación la empujó nuevamente a prostituirse.

Gracias al apoyo de buenas amigas, Lucía dejó las calles para ser trabajadora del hogar, pero la sobreexplotación laboral y el incumplimiento de sus derechos la empujaron a buscarse la vida de otra manera.

Hoy, en plena cuarentena total, la población de mujeres trans atraviesan por una situación difícil de imaginar, como la de Lucía: sin trabajo, muchas han sido botadas de los cuartos que alquilan, porque, de acuerdo a un estudio de la población trans en Santa Cruz, se estima que un 98% de ellas se dedica al trabajo sexual, actividad que se ha paralizado durante estas semanas.

"Antes de botarme del cuarto que alquilaba, el dueño me ultrajó", relata Ana, quien tuvo que mudarse a una habitación reducida en la que comparten el espacio con otras cuatro mujeres más.

El aislamiento social empieza a afectarlas. Es un grupo vulnerable, pero ninguna de las medidas asumidas por los tres niveles del Estado las contempla.

"Si no tenés acceso a educación, no vas a tener acceso a una vida mucho más digna. Cuando expresás tu identidad de género a tu familia, la mayoría de las veces, sos expulsada de tu hogar", explica la activista trans Vanina Lobo.

El Movimiento de Diversidades Sexuales y de Género de Santa Cruz de la Sierra ha comenzado una actividad para recolectar fondos para comprar víveres y enseres de limpieza para llevar a esta población.



Alex Bernabé, representante de Fundación Igualdad, explicó que los kits de alimentación serán distribuidos, en primera instancia, a un centenar de mujeres que se encuentran concentradas, mayoritariamente, en La Ramada, Villa Primero de Mayo, séptimo y octavo anillo, entre avenidas Beni y Alemania, y km 7 al 14 de la doble vía a La Guardia.

"Sabemos que en las instancias de Gobierno tienen recursos para poblaciones vulnerables que no se están acogiendo a ningún tipo de bonos. Les pasaremos una lista, sabemos que es más burocrático, pero esta iniciativa particular y privada está dando buena respuesta", explicó Bernabé.

Uno de los activistas es el diseñador de modas Luis Daniel Ágreda. Comentó que se ha recolectado dinero como para comprar 70 kits, pero que continúan esperando los aportes de la comunidad para ayudar a llegar al poco más de centenar de mujeres trans que se han inscrito para recibir la ayuda.

"En esta cuarentena se que muchas están viviendo en la verdadera miseria. Se que esto nos ha llegado a todas las personas, pero imagínese a una mujer trans, que muchas apenas saben leer y escribir, porque tuvieron que abandonar sus hogares a temprana edad y prostituirse por falta de acceso a fuentes laborales dignas. De una ollita están comiendo varias", lamentó Kerana de Santa Cruz, quien dio la voz de alerta a los demás para manifestarse sobre la situación.

Para ayudar

A ésta iniciativa se está sumando el trabajo de Techo, Olla Comunitaria, Plato Lleno y Calentando Corazones, que cuentan con la logística necesaria para hacer llegar la ayuda a cada una de las personas. 

"Nosotros recaudamos el dinero, armamos la base de datos y luego transferimos lo recaudado a la iniciativa Olla Comunitaria para que ellos se encarguen de armar los kits de alimentación y la respectiva entrega, que sería en el transcurso de la semana. El precio aproximado de cada kits es de Bs 100", explicó Ágreda.

Para hacer llegar la ayuda se ha habilitado la cuenta en el Banco Ganadero en Bs #1310285839 a nombre de Luis Daniel Ágreda Villarroel - C.I 3727434 CBBA. Más información comunicarse al 771-50005.


Notas Relacionadas