El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Bolivianos en Pisiga tienen lo básico y Murillo dice que no se puede pedir más en crisis

Hay 20 menores de edad que llegaron con sus familias. Los pueblos de las proximidades se solidarizan llevando víveres. Cruz Roja se hizo cargo de atender a los ciudadanos bolivianos que están en el lugar

hace 1 mese(s)

,

No tienen comodidades, pero tienen lo justo. Así resumió el alcalde de Sabaya, Pablo Villca, luego de visitar a los compatriotas bolivianos que están en cuarentena en el recinto aduanero de la localidad de Pisiga, en la frontera entre Bolivia y Chile.

“Las mujeres embarazadas tienen más comodidad, al igual que las dos personas de la tercera edad que hay, pero tienen lo justo. Siempre hay reclamos, pero hay que aguantar un poquito para que se vayan a sus regiones”, dijo Villca cuando fue consultado sobre las condiciones de los bolivianos en su primera noche en las carpas que instaló el Gobierno en terrenos de la Aduana.

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, que estuvo en el lugar, también se refirió al tema y dijo que la frontera boliviano-chilena es una de las más inhóspitas del país y que los bolivianos que llegaron deben adecuarse a esas condiciones.

“Tenemos que atender a los dos grupos, es una seguridad responsable, odiosa, no nos querrán, nos insultarán, lo que sea, pero estamos privilegiando la vida de 11 millones de bolivianos. La gente tiene abrigo, comida, techo, camas y baños, qué más nos pueden exigir en un momento como este”, cuestionó la autoridad.

El viceministro de Defensa, coronel Fernando Calderón, informó que Defensa Civil se encargó de la edificación de las carpas y el diseño del campamento y que a partir de esa entrega, es la Cruz Roja la que se hizo cargo de la atención a las personas.

Restricciones



El alcalde Villca explicó que existen restricciones para el ingreso porque se trata de una zona de cuarentena y, por lo tanto, no pueden entrar los medios de comunicación o los que quieren visitar a las familias.

Ellos llevaron verduras y un centenar de huevos como primer aporte y recibieron peticiones de carne para las 480 personas. Villa dijo que será difícil por las condiciones que están y las dificultades de encontrar carne en estos momentos, peor en una región como esta.

Los bolivianos están al interior del recinto aduanero de Pisiga donde fue trasladado el campamento. En un principio, las carpas estaban en una explanada, pero los propios campesinos hicieron notar que las condiciones climáticas en las noches serían imposibles de aguantar para los repatriados y por eso se decidió llevar el campamento dentro del recinto aduanero.

Los menores

Asimismo, se informó que hay 20 menores dentro el campamento. Una decena de ellos son menores de 10 años, mientras que los otros niños oscilan entre los 3 y 10 años, todos viven con sus familias y soportan las mismas restricciones.

La Alcaldía de Sabaya decidió llevar profesionales del Slim para que atiendan a los menores en este tiempo que permanezcan en esa situación.

El Alcalde Villca dijo que para esta ocasión se pusieron de acuerdo entre el Gobierno central, la Gobernación de Oruro y la Alcaldía se Sabaya para atender a estos compatriotas. Recordó que en dos ingresos de grupos de bolivianos desde Chile no hubo coordinación y se provocaron los problemas que se conocen.  ////


Notas Relacionadas