El tiempo
     Santa Cruz

Opinión

Las diferentes facciones dentro del gobierno de Añez
Por: Gabriel Villalba Pérez

LAS OPINIONES EXPRESADAS POR LOS COLABORADORES SON PROPIAS Y NO LA OPINIÓN DE KANDIRE
,

dfgrrrrr.jpg


Un amigo periodista me preguntaba muy consternado ¿Qué piensas de las diferentes facciones dentro del gobierno de Añez?. Esa interrogante me pareció ante todo una pregunta capciosa e inmediatamente respondí que no existen tales "facciones".

Desarrollé mi respuesta partiendo de esta negación: No existe facción "dura" u otra facción "conciliadora" dentro del gobierno de facto de Jeanine Añez. Todos sus adeptos representan el radicalismo golpista y destructivo reflejo de su incompetencia política por más de 14 años de oposición. Para los lectores aún asombrados con la denominación "gobierno de facto" se debe precisar que la senadora Añez fue autoproclamada presidenta por una Asamblea Legislativa Plurinacional que no contaba con el quórum reglamentario correspondiente para tal fin. Además de la inobservancia a la propia normativa legislativa su proclamación con banda presidencial puesta por un general militar violó los artículos 161 y 169 de la Constitución Política del Estado que establece los límites de la prelación presidencial. Todo esto bajo coacción militar a través de operativos que impusieron el terrorismo de Estado aún vigente legitimando y naturalizando el Estado actual de No Derecho. 



Cerrando esa aclaración necesaria para quienes aún niegan la historia inmediata de noviembre del año pasado a la fecha, lo que compete analizar es el momento político y la estrategia de apariencia que muestra a la población el actual régimen. Lo que está aconteciendo en su accionar refleja el momento político electoral, mismo que les está obligando a congelar a personajes radicales, pedantes y poco racionales como Arturo Murillo y remplazarlos por personajes más simpáticos y diplomáticos en apariencia como Yerko Garafulic.

La estrategia devela sólo un juego de fachada, de apariencia. El fondo clasista, racista y bruto es el mismo. De momento intentando ser disimulado. En el plano de la improvisada política internacional de panfleto se encuentra la misma comparación entre Karen Longaric como la "conciliadora académica" y por otro lado a Erick Foronda que no cuida las formas ni guarda las apariencias cuando se expresa con prepotencia y absurdo servilismo a los intereses geopolíticos de Estados Unidos en la Región instrumentalizando a Bolivia. 

El refrán propicio para calificar a esas aparentes”diferentes facciones" seria:  Todos sus adeptos son ineptos. 


 



Otras Opiniones del Autor

Coronavirus y el estado de sitio disimulado
Por: Gabriel Villalba Pérez

 19 Mar 2020  La población se queda en sus hogares; la Policía y las FFAA patrullan las calles Las acciones de Añez son de manual: Aguardar la propagación del coronavirus sin tomar (en su debido momento) las acciones sanitarias ...