El tiempo
     Santa Cruz

M Mundo

Colombia mantiene el plan antidrogas pese a la muerte de cocaleros

El gobierno de Santos ha relacionado el aumento de cultivos con el proceso de paz con el ahora partido Fuerza Alternativa Revolucionaria de Colombia (FARC).

hace 3 año(s)

,



Colombia seguirá adelante con su estrategia contra los cultivos ilegales, pese a una protesta de campesinos cocaleros que deja seis muertos y 19 heridos en una zona fronteriza con Ecuador, donde se concentra el mayor número de esos plantíos. Este viernes el presidente Juan Manuel Santos dijo que si bien su "prioridad" es que se investiguen los hechos que involucran presuntamente a la fuerza pública, no cejará en el empeño de que Colombia deje de ser el mayor productor y exportador mundial de cocaína. El ejército y la policía culpan de la violencia a guerrilleros disidentes de las FARC que se apartaron del proceso de paz, mientras las comunidades campesinas denuncian que uniformados abrieron fuego el jueves contra los manifestantes que rechazaban la erradicación forzosa de los sembradíos. En principio las autoridades anunciaron cuatro fallecidos y 14 heridos, pero según Santos en el confuso episodio "hay seis muertos y cerca de 19 heridos". Al lamentar y condenar lo sucedido, Santos ratificó que el gobierno seguirá con su estrategia contra las drogas que combina los acuerdos de sustitución voluntaria con la erradicación forzosa de cultivos. "No vamos a permitir que ninguna organización criminal frustre una política que debe ser una política exitosa (...), recuperar la legalidad en todo el territorio nacional y de sustituir los cultivos de coca por cultivos lícitos", expresó el mandatario en una declaración a la prensa en la casa de gobierno. Presionado por Estados Unidos, el gobierno de Santos planea acabar este año con 100.000 hectáreas ilegales. Entre 2015 y 2016 los cultivos se dispararon en todo el país un 52% hasta sumar 146.000 hectáreas, y la producción de cocaína pasó de 646 a 866 toneladas de cocaína, según la ONU.

Notas Relacionadas