El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Semapa modifica tarifa solidaria en nueva propuesta de cobro del agua

hace 1 año(s)

,

El Servicio Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Semapa) presentó una propuesta nueva de tarifas a la Autoridad de Fiscalización y Control del Agua Potable y Saneamiento Básico (AAPS). La principal diferencia con la primera entrega es la ampliación del consumo de la categoría solidaria.

En la primera propuesta, presentada en diciembre de 2016, se señaló como consumo de la tarifa doméstica solidaria entre cero y tres metros cúbicos (m3) al mes (3.000 litros). El costo por esta cantidad de agua era 10 bolivianos. Sin embargo, se objetó que ninguna familia de cuatro integrantes consume esa cantidad de líquido.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), sólo en 10 minutos de ducha, una persona utiliza 200 litros. Además, cuando se utiliza el baño se consumen entre ocho y 10 litros, según la capacidad del tanque.

Por este motivo, la AAPS señaló a Semapa que la tarifa solidaria debe ser por un consumo de al menos 10 m3. Pues, los cálculos también se hacen con la referencia un promedio de cuatro miembros por familia y no menos.

Ante esta situación, en la nueva propuesta Semapa señala como consumo de la categoría doméstica solidaria entre cero y 10 m3. No obstante, el precio cambia. Se tiene un cargo fijo de 5 bolivianos y por m3 se paga 1,50 bolivianos.

“En caso que una familia llegue a consumir los 10 m3, pagará un máximo de 20 bolivianos. Sin embargo, la idea es que quienes se acojan a la tarifa solidaria cumplan ciertas características socioeconómicas especiales, que definiremos con la AAPS”, señaló el gerente de Semapa, Gamal Serhan.

Asimismo, otro de los cambios es que se crearon más rangos intermedios de consumo y pago. En la primera propuesta se tenían sólo dos rangos para la categoría doméstica: de cero a 30 m3 y más de 30 m3. En el primero se pagaba 5 bolivianos por m3 y en el segundo subía a 10.

En la nueva propuesta, los rangos de consumo incrementan a cuatro: de cero a 10 m3, de 11 a 20 m3, de 21 a 30 m3 y más de 30. En el primer caso, el pago sería de 2 bolivianos por metro cúbico consumido. En el segundo, se pagarían 5 bolivianos por m3; en el tercero, 10 y, en el cuarto, 15.

Asimismo, el cargo fijo cambia. En la primera propuesta era de 20 bolivianos si se consumía de cuatro a seis m3. No obstante, ahora se propuso un cargo fijo de 10 bolivianos sin tomar en cuenta el consumo.

Según Serhan, el objetivo es fomentar al ahorro de agua en la población, pues se enfoca en el pago según consumo. Asimismo, estos rangos permiten establecer conceptos de consumo mínimo, medio y alto.

Entre otros cambios que presenta la estructura está la implementación de dos nuevas categorías, la de Seguridad Ciudadana y la Social.

La primera establece el pago del servicio de manera diferenciada para los módulos policiales con un precio mínimo de 1,78 bolivianos por metro cúbico y no establece rangos. Con un cargo fijo de 20 bolivianos.

En tanto, la categoría Social establece un costó mínimo de 1,78 bolivianos por m3 y el cargo fijo de 20 bolivianos. Se contemplan aquellas actividades de carácter social como: orfanatos, asilos, albergues y otros.

El documento fue recibido por la AAPS el 7 de febrero. Según Serhan, las observaciones deben llegar hasta el lunes.

De todos modos, una vez que se tenga el visto bueno de la AAPS se debe seguir con el proceso de socialización. “Debemos hacerla con los 15 distritos. Estamos programando dos distritos a la semana para terminar esta labor en dos meses”, señaló el gerente.

Asimismo, indicó que las actas de la socialización deberán presentarse también a la AAPS. Una vez que se aprueben estos documentos, recién se podrá implementar la nueva estructura tarifaria.

El cambio de las tarifas responde a planes quinquenales. Sin embargo, desde la gestión del exalcalde Edwin Castellanos no se hizo ningún cambio y existen numerosas quejas por la estructura actual según categorías y no consumo.



Estructuras indexadas. Cualquier propuesta tarifaria que se presente debe estar indexada a las UFVs, por lo que el pago varía.

ACTUALMENTE LA TARIFA ES POR CATEGORÍAS

En la actualidad, la población paga por el agua según la categoría y no así el consumo. Asimismo, la estructura presenta cuatro subcategorías dentro de la doméstica, según las características de su vivienda. Esto generó mucha molestia a la población, principalmente en la época del racionamiento.

Numerosos usuarios acudieron en protestas e hicieron reclamos a Semapa, debido a que en algunos meses sólo recibían agua una a dos veces al mes, pero su pago mensual era el mismo que antes del racionamiento. Hubo barrios que incluso dejaron de recibir agua de la empresa durante meses, pero aún así la factura llegaba.

La estructura tarifaria actual tiene más de ocho años de vigencia, pese a que el máximo sólo debía ser cinco años.

OTRAS CARACTERÍSTICAS

Estructura establece rangos de consumo

Una característica de esta nueva propuesta de tarifas es el establecimiento de más rangos de consumo. Según el documento que se presentó a la Autoridad del Agua (AAPS), esto responde categorías específicas.

De cero a 10 metros cúbicos (m3) al mes para una familia de cuatro personas corresponde a un consumo solidario. El mínimo establece entre uno y 10 m3.

Entre 11 y 20 m3 consiste en consumo intermedio. Alto corresponde entre 21 y 30 y muy alto es mayor a 30 m3 por mes. Se considera que las familias que superan este valor incurren en un derroche de agua.

SEMAPA INSTALARÁ 8 MIL MEDIDORES NUEVOS

La implementación de una nueva estructura tarifaria demanda una correcta medición del consumo. Para ello, el gerente del Servicio Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Semapa), Gamal Serhan, explicó que se compraron 8 mil medidores que se instalarán donde actualmente no se mide.

“De este modo tendremos el 100 por ciento de los usuarios con el sistema medido. Luego, se tendrá que proceder con la renovación de todos los medidores antiguos que tienen los usuarios de Semapa”, manifestó Serhan.

No obstante, esta labor demandará más tiempo, pues Semapa cuenta con al menos 70 mil usuarios de agua potable.

Asimismo, el gerente señaló que el objetivo a largo plazo es que en los condominios y edificios, cada departamento o vivienda cuente con un medidor propio y no uno en común. Esto genera que una sola construcción cuente como un usuario, pese a que puede haber decenas de familias.

Además, se genera un desequilibrio en el pago. Debido a que es una cuenta única, se dividen a partes iguales entre todos los departamentos. Pero en algunos casos hay familias que utilizan una menor cantidad de agua que otras debido a que son de menor número o tienen un mayor cuidado con el líquido.

 

mg


Notas Relacionadas