Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

S Salud

El sedentarismo y las posturas incorrectas atentan contra la salud de las personas

hace 9 mese(s)

,

Después de 45 minutos de trabajo, descanse entre 5 a 10 minutos. La Ecológica recomienda pequeños descansos en las jornadas laborales Las malas posturas adquiridas de forma inconsciente a la hora de caminar, de sentarse, de dormir o de realizar esfuerzos puede provocarnos lesiones en el futuro y molestias en el presente, ya que se calcula que aproximadamente un 80% de la población padece o padecerá en algún momento de su vida dolor cervical o de espalda. Ante esta situación, la Universidad Nacional Ecológica, lanza alertas preventivas para precautelar la salud e integridad de las personas.

Las actividades laborales nos traen también consecuencias de la forma inadecuada en que lo hacemos, ya sea la persona que realiza un trabajo de oficina, una ama de casa o para las trabajadoras del hogar, siendo que es donde más pueden haber lesiones: al lavar, planchar, limpiar pisos, mover muebles por la misma limpieza que ellas realizan. Por ejemplo si está mucho tiempo parada ya sea para lavar o planchar o que está sentada en una posición inadecuada por más de una hora desde ya es una carga a la columna.

Fisioterapia de la UNE recomienda que las lavanderías deben estar adecuadas para la altura de las personas y además colocar una pequeña base o “toquito” para pisar y subir con un pies en varios tiempos alternando ambos pies, ya que puede agacharse demasiado o subir los hombros esforzando más de lo debido, lo que ocasionará lesiones acumulativas. Ahora bien, cualquier persona que realice alguna actividad de trabajo al que esté expuesto por varias horas en una sola posición o en casos más extremos levantando mucho peso de manera diaria, para estas personas lo que generalmente hacen es solo descansar al final de su jornada.



Para la especialista en Fisioterapia y Psicomotricidad de la Universidad Nacional Ecológica, Gimena Amaya, no es suficiente hacer esto, y lo que recomienda es realizar pequeños descansos entre trabajo y trabajo, además que la Organización Mundial de la Salud indica que en todo tipo de trabajo debe hacerse 45 a 50 minutos y descansar de 5 a 10 minutos; ya para ir a la cama a descansar la mejor postura es de costado o boca arriba pero nunca dormir boca abajo, o en todo caso antes de dormir hacer pequeños masajes o elongaciones o también elevar las piernas entre 10 y 20 minutos, lo que permitirá relajar los músculos.

La jefa de la carrera de Fisioterapia agrega que es importante tomar en cuenta al realizar las labores cotidianas, especialmente aquellos tipos de trabajo en que hay mucho más carga física muscular, sin dejar de preocuparnos por el que hace trabajo intelectual, ellos tienen otro tipo de lesiones como el síndrome del túnel carpiano por el manipuleo constante del mouse de la computadora, alteraciones del cuello, hombro y espalda por estar muchas horas sentado. “Ya sea cualquier trabajo que realicemos debemos concientizar que las personas deben tener ciertos cuidados al realizar sus actividades, porque lo que hacemos es ir provocando un traumatismo acumulativo que a la larga traerá serias consecuencias como dolores de espalda. Antes creíamos que solo nuestros abuelos sufrían dolores de columna, ahora vemos en las consultas van personas cada vez más jóvenes que sufren serias lesiones y esto es por muchas factores que van a influir”, explica Amaya.

El otro extremo es el sedentarismo ya que no estiramos ni flexionamos el cuerpo realizando algún ejercicio o algún deporte, lo que hace que nuestros músculos no estén suficientemente acondicionados para soportar algún tipo de trabajo, a esto se suma las jornadas laborales para aquellas personas que lo realizan por más de 8 horas incluso hasta más de 12, 15 hasta 24 horas, hay que sumarle la falta de orientación dentro de las empresas mucho más para que los que levantan carga física independientemente del peso, con los años la persona terminará con serias lesiones acortando su bienestar, alerta la especialista.

“Estas lesiones pueden comenzar desde una lumbalgias que son pequeñas inflamaciones de las raíces nerviosas provocando una contractura lo que provoca dolor, esguinces, la lumbociatalgia cuando ya está comprometido el nervio ciático, con origen en las vértebras L4 y L5 que afecta a la región lumbar, nalgas y piernas. Dependiendo de la intensidad, los dolores deberán tratarse con analgésicos, fisioterapia o cirugía, desgarros, las artrosis, las hernias de disco que también son bastantes frecuentes, a esto no debemos olvidas ni dejar de lado el sobre peso ya que cuanto más peso tolere el esqueleto irá afectando la espalda, cadera y rodillas”, precisa la jefa de la carrera de Fisioterapia de la UNE.///


Notas Relacionadas