Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

Opinión

Amazoniando
Por: Homero Carvalho Oliva

LAS OPINIONES EXPRESADAS POR LOS COLABORADORES SON PROPIAS Y NO LA OPINIÓN DE KANDIRE
,

En la pasada Feria Internacional del Libro de La Habana, Cuba, se presentaron dos libros de poesía: Palmiro Soria presentó su poemario Amazoniando y yo presenté la Antología de la poesía amazónica. En Bolivia tenemos muy buenos poetas de esta región del país en general y de Beni en particular. Entre los más representativos están Fabián Vaca Chávez, Rafael Arteaga Terrazas, Félix Sattori Román, Hormando Ortiz Chávez, es, sin duda alguna, uno de los grandes poetas del siglo pasado junto a Horacio Rivero Égüez; Luciano Durán Böger, novelista y poeta; René Chávez Muñoz, Arnaldo Mejía Justiniano, Asunta Limpias de Parada, Félix Pinto, Luis Assad Simon, Ambrosio García Rivera y Ruber Carvalho Urey, son románticos, exaltan a la mujer y su compromiso poético es con el amor. Hernando García Vespa, Rubén Darío Parada, Antonio Carvalho Urey, Mary Monje Landívar, Pedro Shimose, José Villar Suárez, Nicomedes Suárez, Arnaldo Mejía Méndez, Germán Lecaro, Selva Velarde, Rosario Aquim, Roxana Selum, y Albanella Chávez, una de las más jóvenes.

 



Entre ellos aparece nuestro amigo Palmiro, lector de los clásicos de la literatura universal, latinoamericana y boliviana. Palmiro declara:  “Ser hijos de la luz, a pesar de la obsesión del eclipse,/ implica la espectral ilusión del arcoíris –patria de todas las banderas– anunciando el cese de la lluvia” y en el poema La m a d r e d e m i padre, que es uno de los que más me agradan: “Abuela/ quería decirte/ que no defraudé tus consejos,/ los seguí en todas sus letras,/ no expuse mis pequeñas manos/ a la inmensidad de la selva,/ a la bravura irreverente de los ríos/ que desafían el coraje de nuestra gente.// Opté por tu visionaria/ premonición de sabiduría:/ “Con esas maningas hijo/ a usted, no le queda más remedio que estudiar”. /Eso hice abuela /lo sigo haciendo/ para compensar/ la pequeñez de mis manos.



En la lectura, los lectores descubrirán compromiso social, político y ecológico, sin descuidar el lado romántico y tierno de la vida, sencillamente porque un luchador revolucionario no podría serlo sino lleva en su corazón el latido de la humanidad. El poeta y ensayista cubano Juan Nicolás Padrón, experto en poesía amazónica y profesor de literatura hispanoamericana, que presentó el libro El río tiene voces, de Ana Pizarro, leyó el poemario de nuestro amigo Palmiro y escribió que ya lo incorporó en las lecturas imprescindibles para conocer mejor nuestra América.