Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

Opinión

Las medidas cautelares en el Sistema Interamericano y el 21F
Por: Iván Lima M.

LAS OPINIONES EXPRESADAS POR LOS COLABORADORES SON PROPIAS Y NO LA OPINIÓN DE KANDIRE
,

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos, es parte del Sistema Interamericano de Derechos Humanos. Se trata de la primera fase cuando una persona presenta una petición. La Comisión tiene competencia sobre los 35 países y mas de 500 millones de ciudadanos americanos. Este primer nivel es universal y en el se encuentran incluso aquellos países que no aceptaron la competencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. 

 

Durante el periodo 2006 al 2016, se presentaron 19.277 peticiones y la Comisión solo llevo 159 de esas peticiones ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Durante ese mismo periodo se presento 4185 pedidos de medidas cautelares y se concedió positivamente 445 peticiones.  Los ciudadanos de Bolivia han presentado 215 Casos y la Comisión solo llevo 5 de esos casos ante la Corte; se presento 76 solicitudes de medidas cautelares y solo se concedió tres de ellas una relacionada a un pueblo indígena y dos tienen relación con refugiados. 

CUADRO.png

El año 2017 se otorgo 53 medidas cautelares, ninguna en relación a Bolivia. Las medidas fueron otorgadas en la siguiente relación:  10 Casos sobre Venezuela referidos a tratamientos médicos urgentes y posible afectación al derecho a la vida; 5 Casos de USA todos referidos a la pena de muerte; 5 de Guatemala referidos al derecho a la vida y protección a una Magistrada de su Corte Constitucional; 8 Casos de Colombia referidos al derecho a la vida y uno relacionado con un defensor de los Derechos Humanos; los 4 Casos de Argentina fueron los mas difundidos el referido a la desaparición de Santiago Maldonado, el que busco proteger a Milagro Sala y dos referidos a menores; en los casos de Mexico y Centroamerica el factor común es la afectación al derecho a la vida y la protección de defensores de los derechos humanos, 2 de Mexico, 2 de Nicaragua, 3 de Honduras. Son interesantes el caso de El Salvador referido a la Libertad de expresión y los de Panama, Chile y Haiti relacionados a la seguridad de la Penitenciaria y la garantía que debe brindar el Estado a la seguridad de los privados de libertad. El caso de Trinidad y Tobago (protección a la salud en un caso de “distancia focal”), Uruguay (protección a la vida de un activista de causas de desaparecidos durante la dictadura militar). 

 



El Caso mas urgente llego de Paraguay referido a una Adolescente de 15 años sometida a “criadazgo”. la adolescente Panambi, había trabajado desde los 12 años en condiciones de esclavitud. La pareja que la explotaba, la obligo a tomar soda caustica, en circunstancias en las que el cónyuge fue sorprendido violando sexualmente a la adolescente. Ambos procedieron a torturarla y luego de ser sometidos a un proceso penal se encuentran prófugos. La CIDH en este caso ordeno al Estado Paraguayo que tome medidas urgentes para preservar la vida y salud de Panambi. 

 

Ayer el Senador Oscar Ortiz, presento una medida cautelar en relación al 21F, lo hizo a pesar que la Comisión recomienda reiterada y permanentemente que no se utilice este mecanismo para los casos judiciales (que se tramitan ante el Tribunal Constitucional Plurinacional) y aquellos referidos al debido proceso (tal cual alega Alarcón en su solicitud de fraude procesal). El Sistema Interamericano esta colapsado porque muchos ciudadanos no lo utilizan adecuadamente, no es posible pensar que los dirigentes de Demócratas desconozcan principios básicos del litigio ante el Sistema Interamericano y que recién luego de muchos meses de haber presentado su denuncia sientan que ahora es una petición urgente y peor aún no expliquen los motivos de ese cambio. 

 

El Domingo pasado el mismo Carlos Alarcón reconoció que la vía del Sistema Interamericano no es la vía idónea en términos de tiempo. Lo que hacen Oscar Ortiz y su partido ahora es mostrar un profundo desconocimiento del litigio en el sistema interamericano y un profundo desprecio a las víctimas reales de violaciones a los derechos humanos, congestionan el sistema y lo vuelven vulnerable a la critica injusta. 

 

Si el Senador Oscar Ortiz no esta de acuerdo con la SC 84/2017, tendrá que esperar a que el Presidente Evo Morales se inscriba como candidato, agotar la vía interna y luego argumentar porque el margen de apreciación boliviano representa una afectación a los derechos humanos reconocidos por el Pacto. Alternativamente y como lo esta haciendo podría participar de las elecciones del 2019 y convencer al país sobre la calidad de su propuesta política.