Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

F Farandula

El Gobierno británico no quiere a los Obama en la boda del Príncipe Harry

La buena relación entre el hijo de Diana de Gales y el ex presidente de Estados Unidos podría desencadenar un problema diplomático con la Administración Trump

hace 9 mese(s)

,

Downing Street tiembla ante el reparto de invitaciones de la boda entre el Príncipe Harry y Meghan Markle. Es bien sabido que entre el hijo de Diana de Gales y el expresidentes de Estados Unidos hay una muy buena relación gracias a los Invictus Games , una suerte de Juegos Olímpicos creados por el nieto de la Reina Isabel II destinados a soldados inválidos.

Como consecuencia de esta amistad, la pareja habría pensado invitar tanto a Barack como a Michelle a su enlace, según han afirmado varias fuentes cercanas al diario The Sun. Sin embargo, dicha invitación supondría un golpe más a la ya de por sí delicada situación diplomática entre Reino Unido y Estados Unidos.

“Trump podría reaccionar mal si su predecesor acude a una boda real antes de que él tenga oportunidad de conocer a la Reina”, ha asegurado una fuente del Gobierno de Theresa May al rotativo.



Las conversaciones entre Downing Street y Buckingham Palace están a la orden del día para decidir la lista de invitados, si bien al no ser una boda de un heredero, el Gobierno tiene derecho a ser consultado, pero no tiene poder de decisión al no invitarse a jefes de estado.

Mientras que las relaciones con los Obama han sido fluidas tanto por parte de Meghan como por parte de Harry, no lo han sido tanto con Trump, cuya campaña ha criticado en varias ocasiones la actriz. Pese a todo, hace unos años Meghan entrevistó a Ivanka Trump para su blog The Tig, donde alabó su capacidad para conciliar la vida familiar y laboral.


Notas Relacionadas