Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

Opinión

La doble moral del señor Carlos D.Mesa
Por: Sergio Gallardo

LAS OPINIONES EXPRESADAS POR LOS COLABORADORES SON PROPIAS Y NO LA OPINIÓN DE KANDIRE
,

En 2002, fue el propio candidato a la presidencia por el MNR, “Gony” Sánchez de Lozada, quién se encargó de presentar al Sr. Carlos D. Mesa, como su candidato a la vicepresidencia; para luego escuchar todos los días la propaganda que éste hacía, dirigida a lograr el apoyo de la población para dar continuidad a una política neoliberal, antipopular, antinacional y saqueadora de nuestros recursos naturales. Algunos de los slogans que repetía el Sr. Mesa, eran:

 

Créanme, la única persona de entre los candidatos que puede lograrlo es Gonzalo Sánchez de Lozada. Créanme. (…) lo sé yo también, que Gony es la persona que Bolivia necesita, porque es un hombre que conoce de economía (…) por eso estoy a su lado y espero que ustedes crean en mí”, etc., etc.

 

Esas elecciones fueron ganadas por el MNR, con el 22,46% de los votos, por lo que asumió el gobierno, con Gonzalo Sánchez de Lozada y Carlos D. Mesa, como presidente y vicepresidente respectivamente, gracias al pacto que hicieron con el MIR de Jaime Paz Zamora y luego con NFR de Manfred Reyes Villa.

 

Es así como el señor Carlos D. Mesa, fue vicepresidente, del 6 de agosto de 2002 hasta el 17 de octubre de 2003, cuando por la renuncia y fuga de Gonzalo Sánchez de Lozada, asumió la presidencia, cargo que ejerció hasta el 9 de junio de 2005 en que, agobiado, por su propia incapacidad e ineficiencia para atender la legítimas demandas de la población, así como por su vergonzosa sumisión a los mandatos del imperio y las transnacionales, optó por su renuncia pública en los siguientes términos:

 

He decidido presentar al país mi renuncia al cargo de presidente constitucional de Bolivia. La ley de hidrocarburos que plantea el honorable Evo Morales, jefe del MAS, es una ley inviable e imposible, nos lo ha dicho España, los lo ha dicho el Banco Mundial, nos lo ha dicho EE UU (…). Hacer discursitos de independencia y de soberanía sentado del otro lado del escritorio es muy fácil (…). Venga usted (Evo Morales) a gobernar y verá usted lo que es la administración del Estado”.

 

En resumen, la gestión de don Carlos D. Mesa, fue un fracaso. El gobierno del que fue prota-gonista en su condición de vicepresidente fue responsable de la barbarie denominada MASACRE DE OCTUBRE, en la que se asesinaron unas 60 personas y alrededor de 400 quedaron heridas. Y aunque al final abandonó a “Gony”, fue con el propósito de asumir la presidencia, cargo en el que también se aplazó estrepitosamente, a tal punto que optó por la renuncia.

 

Sin embargo, en el último tiempo, el Sr. Mesa, trata de mostrarse con una imagen distinta, resaltando su pose y discurso de DEFENSOR DE LA SOBERANÍA PATRIA, DE PERSONA TRANSPARENTE Y DE UNA ÉTICA INTACHABLE, motivo por el cual resulta pertinente recordar algunas de sus lamentables actuaciones como ejemplos que muestran al verdadero Carlos D. Mesa.

 

Respecto a la “defensa de la soberanía patria”:

 

  • En la gestión de Carlos D. Mesa (2003 – 2005), la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos, instaló oficinas, equipos y sistemas de comunicación en el palacio de Gobierno, con el nombre de UNASEP (Unidad de Análisis de Seguridad Presidencial). Obviamente que la CIA no estaba allí para garantizar la seguridad del presidente, sino para mandarlo, lo que fue dócil y vergonzosamente aceptado por el entonces presidente Mesa. (Bolivialeaks Pág. 14)

 

  • A pocos días de haber asumido la presidencia, el Sr. Carlos D. Mesa, ha solicitado al presidente del Congreso Nacional, Hormando Vaca Diez, que apruebe la INMUNIDAD para los ciudadanos norteamericanos y para todos aquellos que cumplan o hayan cumplido funciones para los Estados Unidos, de modo que éstos NO puedan ser llevados a los tribunales de justicia y menos procesados como corresponde por la comisión de delitos en nuestro país, salvo consentimiento expreso del gobierno norteamericano; inmunidad que fue aprobada en la cámara de senadores y rechazada en diputados, debido al escándalo público que generó. (Carta M.P.R. – D.G.G.P. N° 795/2003-2004 de 4 de diciembre de 2003, suscrita por Carlos D. Mesa)

 

  • En 2005, el presidente Carlos D. Mesa, se negó a promulgar la Ley 3058, de Hidrocarburos, en clara obediencia a las transnacionales petroleras y a la embajada de Estados Unidos, que se oponían a la creación del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH). Fue por esta razón que su promulgación, la realizó el presidente del Congreso Nacional, Hormando Vaca Diez, quién tampoco lo hizo por patriota, sino porque buscaba apurar la caída de Mesa para asumir la presidencia por sucesión. Y efectivamente eso ocurrió, porque a pocos días de promulgada esa ley, el presidente Mesa renunció.

 

Estos hechos muestran el total sometimiento del Sr. Carlos D. Mesa, a las autoridades e intereses de las transnacionales y el imperio; razón por la que no corresponda que sea reconocido como ex presidente, lo más correcto sería llamarlo ex administrador bajo órdenes externas. Es más, el que se someta tan sumisamente a autoridades e intereses de otro país, constituye una TRAICIÓN A LA PATRIA, razón por la que su pose de defensor de la soberanía patria no es más que la doble moral con la que actúa.



 

Respecto a la “transparencia”

 

El Decreto Supremo N° 27345 de 31/01/04 aprobado por el Sr. Mesa, respecto a los “Gastos Reservados”, textualmente dispone:

 

ARTÍCULO 10.- (DOCUMENTACION). La documentación presentada en la rendición de cuentas será clasificada como “secreta”. Los documentos que prueben la erogación de los gastos bajo la partida Gastos Específicos – “Gastos Reservados”, que sean aceptados por el Contralor, deberán ser destruidos o incinerados por éste en presencia del Ministro respectivo, debiendo dejarse constancia en acta de este hecho.

 

Es más, el artículo 7 del Decreto Supremo 27055 de 30/05/03, en referencia a la confidencialidad de los gastos reservados, dispone: “…La violación a la confidencialidad de la misma dará lugar al procesamiento de los responsables de acuerdo a disposiciones legales en vigencia.

 

El que el Sr. Mesa, mediante Decreto Supremo, disponga la quema de los documentos referidos a los “Gastos Reservados”, así como el procesamiento y sanción a quienes violen su confidencialidad, muestran que la pose de persona transparente no es más que la doble moral con la que actúa.

 

Respecto a la “ética” del Sr. Carlos D. Mesa

 

  1. El Sr. Mesa, en su condición de presidente interino, aprobó el DS N° 26996, de 17/04/03, que dispone: ARTÍCULO 2. (RED FUNDAMENTAL DE CARRETERAS).- Se complementa a la Red Fundamental de Carreteras el Tramo comprendido entre las localidades de Villa Tunari y San Ignacio de Moxos, localidades pertenecientes a los Departamentos de Cochabamba y Beni respectivamente. Y luego, a través de la Ley 2530, de 24/10/03, promulgada por el Sr. Mesa, dispone: ARTÍCULO ÚNICO.- Se autoriza al Poder Ejecutivo, buscar el financiamiento para la construcción y asfaltado de la carretera Cochabamba – Trinidad….

 

Como queda demostrado, el Sr. Mesa, impulsó la vía Villa Tunari – San Ignacio de Moxos, sin siquiera consultar a las comunidades del TIPNIS, pero cuando fue aprobada la Ley 266 de protección, desarrollo integral y sostenible del TIPNIS, previa consulta y propuesta de las mismas comunidades, fue criticada por don Carlos D. Mesa, quién en su cuenta de Twitter escribió: “Tipnis. Hipotecando el futuro del agua y el oxígeno del país. Una filosofía que debilita el desarrollo sostenible y contradice el suma qamaña”; lo que fue respondido por la Ministra de Comunicación con otro Tweet, en el que le recuerda las normas que él aprobó sobre ese camino, calificándolo de “Doble Moral” al señor Mesa.

 

  1. En octubre de 2003, cuando el Sr. Mesa, aún era Vicepresidente, un titular del periódico La Razón, respecto a la designación de autoridades del poder judicial, dice: “El cuoteo oficialista se impone con escándalos e irregularidades. Y continúa: “El presidente nato del congreso, Carlos Mesa, había fracasado en sus intento para concertar los nombres dentro de los partidos políticos”.

 

Es más, el Sr. Carlos D. Mesa, como presidente, aprobó el DS N° 27650, de 30/07/04, mediante el que designa 6 ministros de la Corte Suprema de Justicia, 2 consejeros de la Judicatura y 9 fiscales de distrito. Ya ni siquiera se llevó al congreso la selección de las autoridades judiciales, no hubo evaluación de currículums, examen con participación del sistema universitario, entrevista y menos elección por voto universal, lo que hubo fue cuoteo entre los partidos en función de gobierno.

 

Por tanto, las críticas al actual proceso de elección de las máximas autoridades judiciales, calificado como autoritario, como atropello a la institucionalidad y falto de transparencia, por el Sr. Carlos D. Mesa, constituyen otra demostración de la doble moral con la que actúa.