El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

México afirma que misión de OEA se alejó del principio de objetividad en elecciones en Bolivia

Baños dejó en claro que el pronunciamiento de la MOE desplazada en Bolivia no representa a la postura oficial de los Estados miembros de la OEA.

hace 19 dia(s)

,



La representante de México ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Luz Elena Baños, afirmó el miércoles que la misión de observadores que ese organismo envió a Bolivia a acompañar las elecciones generales se alejó de los principios de objetividad y de no intervención en asuntos internos de los países.

El Consejo Permanente de la OEA se reunió esta jornada en Washington para considerar los conflictos en Bolivia tras los comicios celebrados el domingo anterior.

Baños advirtió sobre el riesgo de la instrumentalización política de las Misiones de Observación Electoral (MOE), una herramienta técnica que debe usarse -dijo- para mejorar la calidad de los procesos democráticos.

"Ante un proceso electoral que no ha concluido, México se ha mantenido atento al curso de los acontecimientos guardando prudencia y respeto al desarrollo del proceso electoral, con la confianza de que será el juicio del pueblo boliviano y de sus instituciones la legítima guía para que elijan al Gobierno que sus ciudadanos decidan", dijo.

Baños destacó que México defiende los procesos de observación electoral "no intrusivos" y aclaró que el trabajo de las MOE no es vinculante y que tampoco dictaminan elecciones, según la Carta Democrática Interamericana en su artículo 23.

Dijo que a su país le preocupa que en el caso de las actuales elecciones bolivianas pareciera que la MOE actuó al margen de los principios de objetividad y neutralidad, puesto que el lunes calificó de "manera apresurada" los comicios sin fundamentos factuales y objetivos como para dejar entrever supuestas irregularidades.

Es hecho "trastocó la imparcialidad y neutralidad de dicha misión e interfirió en un proceso electoral que, repito, no ha concluido y que compite resolver, exclusivamente, al pueblo y a las instituciones de Bolivia", sostuvo la embajadora mexicana.

Baños dejó en claro que el pronunciamiento de la MOE desplazada en Bolivia no representa a la postura oficial de los Estados miembros de la OEA.

"México hace un llamado para que nuestra organización no siga insistiendo en convertirse en agencia acreditadora de procesos políticos y gobiernos, y desea que las elecciones en Bolivia concluyan de acuerdo a lo que marcan sus propias leyes, sin interferencias externas", enfatizó.

Por otro lado, Baños lamentó que algunos miembros del Consejo Permanente de la OEA hayan decidido celebrar una reunión extraordinaria a pesar de la existencia de una petición de la Misión Permanente de Bolivia para escuchar al canciller Diego Pary el jueves en ese mismo foro para informar sobre el tema.

"Por extrañas razones se insistió en no esperarlo unas horas a su llegada, situación en sí misma preocupante que México considera inaceptable en una organización que debe privilegiar el diálogo político", acotó.

Este miércoles la misión de observadores de la OEA sugirió que Bolivia debía celebrar una segunda vuelta para calmar las protestas de los opositores del candidato y presidente Evo Morales, ganador de los comicios, aunque todavía resta definir si habrá un balotaje.

Al 96,78% del cómputo oficial, Morales sumó el 46,49% de los votos contra el 37,01% del opositor Carlos Mesa, de Comunidad Ciudadana.

El porcentaje de la declaración de victoria en primera vuelta lo establece la Constitución Política del Estado (CPE), lo que no puede modificar el informe preliminar de los observadores de la OEA.

Según el artículo 166 de la CPE, "La Presidenta o el Presidente y la Vicepresidenta o el Vicepresidente del Estado serán elegidas o elegidos por sufragio universal, obligatorio, directo, libre y secreto. Será proclamada a la Presidencia y a la Vicepresidencia la candidatura que haya reunido el cincuenta por ciento más uno de los votos válidos; o que haya obtenido un mínimo del cuarenta por ciento de los votos válidos, con una diferencia de al menos diez por ciento en relación con la segunda candidatura".

"En el caso de que ninguna de las candidaturas cumpla estas condiciones se realizará una segunda vuelta electoral entre las dos candidaturas más votadas, en el plazo de sesenta días computables a partir de la votación anterior. Será proclamada a la Presidencia y a la Vicepresidencia del Estado la candidatura que haya obtenido la mayoría de los votos", apunta la Carta Magna.////


Notas Relacionadas