El tiempo
     Santa Cruz

M Mundo

EEUU sanciona al ministro de Relaciones Exteriores de Irán

"Javad Zarif implementa la temeraria agenda del líder supremo de Irán y es el principal portavoz del régimen en el mundo", dijo el secretario del Tesoro, Steven T. Mnuchin, en un comunicado.

hace 4 mese(s)

,

Estados Unidos impuso sanciones al ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Mohamad Javad Zarif, en momentos de agudización de las tensiones entre ambos países.

Estas sanciones implican un congelamiento de los activos que Zarif pueda tener en Estados Unidos o que esté controlado por entidades estadounidenses, anunció el gobierno, que también restringirá sus desplazamientos. 

"Javad Zarif implementa la temeraria agenda del líder supremo de Irán y es el principal portavoz del régimen en el mundo", dijo el secretario del Tesoro, Steven T. Mnuchin, en un comunicado.

El 24 de junio el Tesoro impuso sanciones contra el líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, como parte de la estrategia impulsada por Washington -tras su retiro del acuerdo nuclear con Irán- para presionar a Teherán.

"Estados Unidos está mandando un mensaje claro al régimen iraní de que su comportamiento reciente es completamente inaceptable", dijo Mnuchin. 

Zarif encabezó las complejas conversaciones con las potencias mundiales sobre el programa nuclear iraní, que según Teherán tiene fines civiles, pero que los países occidentales sospechan que cubre actividades militares.

En una acción aparentemente contradictoria, el Departamento de Estado renovó este mismo miércoles por 90 días algunas exenciones clave para tres proyectos del programa nuclear civil de Irán, confirmó a la AFP el Departamento de Estado.

Un alto funcionario del gobierno de Trump dijo que la imagen que proyecta Zarif de un diplomático sofisticado, con sentido del humor y con estudios en Estados Unidos, es falsa. 

"El tema clave es que él ha tenido esta fachada (...) de ser un interlocutor sincero y razonable del régimen. Lo que queremos decir hoy es que él no es tal cosa", señaló el alto funcionario que habló bajo condición de anonimato. "Hoy el presidente decidió que ya basta", dijo. 

El funcionario acusó a Zarif de funcionar más como "un ministro de Propaganda que un ministro de Relaciones Exteriores". 

El presidente iraní, Hasan Rohani, reaccionó a la noticia en un discurso difundido por la televisión. "Tienen miedo de las entrevistas de nuestro ministro de Relaciones Exteriores", dijo el mandatario, refiriéndose a una serie de entrevistas de Zarif con la prensa internacional en una visita reciente a la sede de las Naciones Unidas en Nueva York.



Movimientos restringidos

Además de intentar congelar sus activos, Washington también busca restringir su capacidad de viajar, aunque se espera que siga visitando la sede de la ONU en Nueva York con severas restricciones.

A mediados de julio, el secretario de Estado, Mike Pompeo, dijo que se le emitiría una visa que solo le permitiría movilizarse dentro de un perímetro de seis cuadras en torno a la sede de la ONU. 

El año pasado Trump decidió abandonar unilateralmente el acuerdo negociado por el gobierno de su predecesor Barack Obama junto a las otras potencias, reimpuso progresivamente las sanciones y prometió frenar la influencia regional de Irán. 

Las tensiones entre ambos países se han intensificado en las últimas semanas, con ataques contra petroleros en el Golfo de los que Washington acusa a Teherán y la incautación de un buque de crudo de bandera británica por parte del régimen iraní después de que el gobierno de Londres tomara un barco iraní en Gibraltar.

En medio de la escalada de las tensiones en junio, Trump dijo que había anulado al último minuto un ataque contra Irán después de que Teherán derribara un dron estadounidense. 

La estrategia de sanciones tiene críticos incluso dentro del Partido Republicano de Trump. "Si sancionas a diplomáticos, entonces vas a tener menos diplomacia", dijo el senador republicano Rand Paul.

El funcionario del gobierno insistió en que Washington quiere un diálogo, pero no con Zarif. Los diplomáticos estadounidenses "no lo consideran como la fuente primaria de contactos", explicó. 

"Estados Unidos continúa buscando una solución diplomática que aborde el comportamiento destructivo del régimen iraní", dijo Pompeo en un comunicado. "Hasta entonces, nuestra campaña de aislamiento diplomático y máxima presión económica continuará".

Zarif buscó minimizar el impacto de las sanciones, afirmando en Twitter que "no tendrán ningún efecto" ni en él ni en su familia. 

"No tengo propiedades ni intereses fuera de Irán. Gracias por considerarme una amenaza tan grande para vuestra agenda", señaló. ///


Notas Relacionadas