El tiempo
     Santa Cruz

A Actualidad

Así fue el final de ‘The Big Bang Theory’

hace 2 mese(s)

,

El final de “The Big Bang Theory” mostró el gran corazón del programa, celebrando la amistad, tan peculiar como era, que ha sido la columna vertebral de la comedia de CBS durante 12 temporadas.

El final de una hora se sintió satisfactorio y apropiado, aunque algo discreto, evitando los enormes fuegos artificiales que probablemente se hubieran sentido como una especie de sobreexcitación, para simplemente hacer eco de lo que ha hecho al programa tan popular en el transcurso de su historia.

La trama central, dividida en múltiples episodios, culminó con Sheldon (Jim Parsons) y Amy (Mayim Bialik) ganando el Premio Nobel de física, ofreciéndole al grupo la oportunidad de ir de viaje para conmemorar su momento triunfal.

Al final resultó que, sin embargo, el episodio (bastante bien atribuido a una docena de escritores, incluidos los cocreadores Chuck Lorre y Bill Prady) sirvió de conducto para mostrar la forma en que el programa ha cambiado: agregaron personajes femeninos clave, el matrimonio de algunos de los personajes y el paso a la adustez con problemas más serios, sin renunciar a su pasión por los cómics y las películas de “Star Wars.

El paso a la edad adulta vio a los personajes dar otro paso importante en el final, ya que Leonard (Johnny Galecki) y Penny (Kaley Cuoco) se enteraron de que esperaban un bebé: se unieron a Howard (Simon Helberg) y Bernadette (Melissa Rauch) en el club de padres, una revelación que Sheldon, absorto en sí mismo, trató con total indiferencia.



La evolución de Sheldon ha sido el aspecto más fascinante del programa y, a veces, el más desafiante. Brillantemente interpretado por Parsons, el personaje es, por encima de todo, una criatura de hábito y rutina, lo que hizo muy real su respuesta ansiosa al llamado del Nobel. “Todo este cambio es demasiado”, le gritó a Penny, en uno de sus momentos compartidos que con frecuencia ha proporcionado destacados de la serie.

Ser un “imbécil egoísta”, como lo llamó Leonard, siempre ha sido parte del encanto de Sheldon, o al menos, lo que ha hecho al personaje tan extrañamente atractivo. Aún así, el último homenaje de Sheldon a sus amigos reflejó cómo, a su manera poco ortodoxa, obviamente los apreciaba, de la misma manera que superó su egoísmo para entrar en una relación con Amy que nadie podría haber imaginado cuando comenzó la serie.

El programa se dio el gusto de tener invitados especiales, presentando por ejemplo a Sarah Michelle Gellar de “Buffy, la Cazavampiros”, y trabajó con algunos de los personajes secundarios. Pero la atención se mantuvo constante y sabiamente entrenada en el reparto central.

El logos de producción de Chuck Lorre se cerró con dos simples palabras, “The End”, y la toma final mostró las siete estrellas sentadas en un sofá, como los espectadores lo han visto hacerlo con frecuencia antes.

Por supuesto, no es realmente el final, pues la precuela “Young Sheldon” está llevando el estandarte y defendiendo la causa de los nerds de ciencia adorables. Sin embargo, en términos de los complicados cálculos matemáticos que conlleva el cálculo de un envío correcto, “The Big Bang Theory” parece tener la fórmula correcta.

 


Notas Relacionadas