El tiempo
     Santa Cruz

M Mundo

Una mujer asesinó a su pareja con 185 puñaladas en Argentina

hace 2 mese(s)

,

Paola Córdoba, de 38 años, fue detenida por las autoridades policiales de Argentina el pasado domingo, luego de asesinar de 185 puñaladas a su esposo, Alberto Elvio Naiaretti. El hecho se produjo en la localidad de José C. Paz, provincia de Buenos Aires, tras una fuerte discusión entre ambos, en la que habría participado también su hija de 18 años, apresada el mismo día.

La mujer, quien confesó el crimen, alegó que su pareja la había sometido durante más de 20 años a vejaciones de todo tipo, como forzarla a la prostitución, además de ejercer contra ella violencia física junto con constantes amenazas de muerte. Familiares de las implicadas aseguraron, según el medio Perfil, que Córdoba sufrió múltiples agresiones por parte de Naiaretti desde que se conocieron, a la edad de 15 y 23 años, respectivamente.

Antes de cumplir los 20 años, Paola quedó embarazada de su primera hija, Milagros. Luego llegarían dos niñas, hoy de 13 y 10 años, y el único varón, de 7. A partir de aquel entonces, su pareja comenzó a tratarla violentamente: la golpeaba, la insultaba y cada vez que ella quería irse de la casa, la amenazaba de muerte. "No te duermas porque te mato a vos y a los chicos", solía decirle el agresor, según testimonios de la hermana de la detenida. Incluso, tiempo después, la obligaba a prostituirse en una ruta próxima a la zona donde vivían.

Según registros policiales, la mujer había presentado dos denuncias contra su marido por violencia de género en los últimos años, pero cuando se alejaba de su atacante, terminaba volviendo por temor a represalias hacia ella o sus hijos.

Tanto la madre como la hija fueron sometidas a investigación por una fiscal de la jurisdicción de Malvinas Argentinas, Silvia González Bazzan, y habrían asegurado que cometieron el crimen en un contexto de violencia de género, consignaron fuentes judiciales.



El cuerpo de Alberto Elvio Naiaretti, según los forenses, presentaba 185 puñaladas, la mayoría en el pecho y el resto repartidas entre el abdomen, el cuello, la cabeza y los brazos, más una en la espalda. El informe de los forenses determinó que el ataque le provocó un paro cardiorrespiratorio y que la causa directa de muerte fue  "asfixia por broncoaspiración de sangre". Tenía 46 años.

La noche del domingo

En la noche del crimen, Paola, que trabajaba además en un lavadero justo al lado de su casa, fue de nuevo agredida por su marido y entonces decidió que aquella sería la última golpiza de su vida.

Milagros, que estaba en su cuarto, escuchó gritos en la cocina y se acercó para ver qué sucedía. Fue cuando encontró a su madre, con un puñal en la mano, forcejeando con su padre, quien la sujetaba con fuerza. Primero alertó telefónicamente a su tía, hermana de Paola. Luego se convenció de que debía intervenir: tomó otro cuchillo y le asestó al hombre dos puñaladas.

El 911 recibió una llamada poco después. La Policía, alertada del hecho, ingresó a la casa, decomisó los dos cuchillos de cocina y detuvo a ambas mujeres. El mismo día, vecinos y familiares realizaron una marcha a la comisaría donde hoy se encuentran las detenidas, solicitando su liberación y exponiendo el calvario que madre e hija vivieron durante largo tiempo.///

 


Notas Relacionadas