Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

M Mundo

China y Rusia se unen a Corea del Norte para buscar eliminar sanciones a Pyongyang

Los tres países expresaron su apoyo a las reuniones entre Corea del Norte y Estados Unidos, así como entre las dos Coreas, y afirman que "importantes pasos" se han dado sobre la desnuclearización.

hace 2 mese(s)

,

Rusia, China y Corea del Norte consideran necesario que el Consejo de Seguridad de la ONU inicie la revisión de las sanciones a Pyongyang, habida cuenta de los "importantes pasos" que ha dado hacia la desnuclearización, se afirma en una declaración conjunta de sus cancillerías difundido en Moscú.

El documento, adoptado tras unas consultas tripartitas a nivel de viceministros de Exteriores celebradas este martes en la capital rusa, subraya que los tres países "coinciden en que no hay alternativa al arreglo pacífico, político-diplomático, de todo el conjunto de problemas de la península coreana", informó Efe.

Al mismo tiempo, las partes "valoraron altamente los esfuerzos de los países involucrados en el diálogo en aras de dicho arreglo" y expresaron su apoyo a las conversaciones entre Corea del Norte y Estados Unidos, así como entre las dos Coreas.

"Se confirmó el propósito de la partes de lograr la desnuclearización de la península coreana y la creación en ella de un mecanismo de paz", añade el comunicado.

Moscú, Pekín y Pyongyang, añade el comunicado, entienden que este proceso, "cuya tarea prioritaria es el establecimiento de la confianza mutua, debe ser por etapas, de carácter simultáneo y acompañarse de pasos recíprocos por parte los Estados involucrados".

"Tras destacar los importantes pasos dados por Corea del Norte hacia la desnuclearización, las partes consideraron necesario comenzar oportunamente la revisión por el Consejo de Seguridad de la ONU de las sanciones a Corea del Norte", añade la declaración conjunta, que recalca la postura común de los tres países contra las sanciones unilaterales.

Corea del Sur plantea levantar sanciones al régimen norcoreano

Seúl está estudiando retirar sanciones económicas impuestas sobre el régimen norcoreano por un ataque contra un navío del Sur que causó 46 muertos en 2010, según anunciara la canciller sureña, Kang Kyung Wha, en un momento marcado por el acercamiento bilateral.



"Actualmente hay una revisión (sobre la posibilidad de retirar estas sanciones) en proceso", admitió Kang en declaraciones recogidas por la agencia Yonhap, en lo que supone la primera vez desde la llegada del liberal Moon Jae In a la presidencia en mayo de 2017 que el Sur apunta a la posibilidad de levantar estos castigos. 

Kang respondió de esta manera cuando fue preguntada durante su comparecencia anual obligatoria ante comisión parlamenta por la posibilidad de levantar las llamadas "sanciones del 24 de mayo".

El paquete fue aprobado tras el hundimiento de la corbeta surcoreana Cheonan en marzo de 2010, que causó la muerte de 46 militares y que, según estableció una investigación internacional, fue provocado por un torpedo norcoreano.

Estas sanciones, aprobadas por la administración conservadora del entonces presidente Lee Myung Bak, sancionan la práctica totalidad de la cooperación económica intercoreana a excepción de la ayuda humanitaria. 

No obstante, Kang se apresuró a señalar que su hipotética retirada sería meramente un gesto simbólico para mejorar lazos con Pyongyang, ya que "dado que la mayoría de sanciones (unilaterales) se solapan con las de la ONU, esto no significaría necesariamente el levantamiento sustancial (de sanciones sobre el Norte)".

También aseguró que la actual revisión no está implicando por el momento a la totalidad de los órganos de decisión del Gobierno, dando a entender que la hipotética decisión no sería inminente.

Uno de los parlamentarios que inquirió el miércoles a Kang, el conservador Chung Jin Seok, condenó la posibilidad de retirar las sanciones sin que Corea del Norte, que siempre ha negado que fuera responsable del hundimiento del Cheonan, pida disculpas por el ataque.

"El Gobierno debería consultar primero con los familiares de las víctimas para tratar de lograr su aprobación", añadió Chung.

Ambas Coreas, técnicamente aún guerra, han protagonizado este año un importante acercamiento con la celebración de tres cumbres entre sus líderes, Moon Jae In y Kim Jong Un, un deshielo que ha contribuido también a impulsar el diálogo entre Pyongyang y Washington sobre la desnuclearización del régimen.


Notas Relacionadas