Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

N Nacional

Siete años de cárcel para el exjuez Eduardo Arze, por ordenar la detención preventiva de una mujer en una cárcel de varones de Cochabamba

hace 10 dia(s)

,

El exjuez Eduardo Arze León fue condenado  a siete años de reclusión, por el delito de prevaricato y resoluciones contrarias a la ley. El exfuncionario, que se hizo conocido en 2016, cuando ordenó la detención preventiva de una mujer, en una cárcel de varones, y por un delito de acción privada que no tiene pena de encierro según las leyes bolivianas, deberá cumplir su sentencia en el recinto de San Sebastián.

Los jueces del Tribunal de Sentencia 6, luego de examinar todas las pruebas presentadas, hallaron culpable al exjuez Eduardo Arze León. Su víctima, Silvia Antezana, susspiró agradecida. Y aunque la exautoridad permanecerá libre en tanto la condena sea ejecutoriada, el hecho de que la justicia haya reconocido que uno de sus operadores delinquió y lo haya sancionado, “es un gran avance”, para ella.



Todo comenzó en 2007, cuando al lado de la casa de Antezana se construyó un un condominio con muchos más pisos de los que permite la norma municipal en esa zona. Ella denunció a los propietarios porque la edificación afectó su vivienda. Un tribunal comprobó el daño causado por la construcción del edificio en la casa de Antezana, pero sostuvo que la aprobación irregular de los planos no se considera delito. El propietario del condominio denunció a Antezana por los delitos de difamación e injurias, que son de acción privada y no tienen pena de cárcel.

El juez Eduardo Arze atendió este caso y, en septiembre de 2016, sometió ilegalmente a la mujer a una audiencia cautelar en la que le impuso como medidas sustitutivas la detención domiciliaria, arraigo, una fianza de 200 mil bolivianos y la prohibición de hablar con periodistas. La ciudadana defendió su derecho universal a la libre expresión y aceptó entrevistas con los medios y denunció a Arze por prevaricato. El dueño del condominio solicitó al exjuez una audiencia para revocar las medidas sustitutivas de Antezana y, en la misma, Eduardo Arze ordenó su detención preventiva en la cárcel de San Sebastián “varones”. La mujer se desmayó, y el caso derivó en un repudio nacional.///


Notas Relacionadas