Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

E Entrevista

Ramiro Guerrero: "Soy una persona formada con una visión de izquierda, nunca lo he negado"

hace 21 dia(s)

,

Ramiro José Guerrero Peñaranda evitó, en tres ocasiones, responder de manera contundente si su actuación como Fiscal General del Estado estuvo marcada por el Movimiento Al Socialismo (MAS), el partido al que representó en la Asamblea Constituyente (2006-2007), cuyo líder y presidente Evo Morales lo designó como magistrado de la extinta Corte Suprema de Justicia (2010), para luego ser elegido por el Parlamento como máxima autoridad del Ministerio Público (2012).

Fueron muchas las críticas que recibió. Por ejemplo, el expresidente Jorge Quiroga afirmó: “¿Cómo vamos a pretender que ese señor (Guerrero) sea independiente o imparcial si su jefe era Evo Morales?”.

Al frente, en el oficialismo, la legisladora Nélida Sifuentes descartó que haya vinculación política con la Fiscalía y pone como ejemplos los casos de las exministras Nemesia Achacollo y Julia Ramos, investigadas y encarceladas en el caso del Fondo Indígena.

El Fiscal General afirmó que su actuación fue objetiva e imparcial en todos los casos. Dijo que los seis años en los que se mantuvo al frente del Ministerio Público fueron pocos, que hay mucho que hacer aún. Resaltó muchos logros.

Consultado sobre si aceptaría un cargo ofrecido por el Gobierno, respondió que no era momento de hablar de esos temas.

Guerrero dejará de ser autoridad el 20 de octubre porque está en proceso la selección de una nueva autoridad. Así evalúa su gestión, los problemas que tuvo, el trabajo que realizó y su relación con el MAS.

Su gestión como Fiscal General fue muy polémica. Recibió críticas y algunas felicitaciones. ¿Cómo la califica usted?

Es parte de la función pública y más cuando uno opta por hacer una gestión con total objetividad, imparcialidad.

Todavía fui atacado por ambos frentes, es el riesgo. En estos años hemos sido cuestionados por mucha gente de la oposición y del oficialismo.

Es producto del trabajo realizado con total objetividad, independencia del Ministerio Público pese a tantas cosas que se han querido poner en el camino. Hemos encontrado al principio una institución muy venida a menos, abandonada en infraestructura. Equipamiento y tecnología prácticamente no existían. En este tiempo hemos logrado avanzar en institucionalidad, equipamiento, tecnología, infraestructura, en modelo de gestión fiscal.

Hemos logrado potenciar el instituto de Investigaciones Forenses. Hay un incremento muy signiticativo de presupuesto (50 por ciento ) respecto a 2013 que ha permitido incrementar la cantidad de asistentes, auxiliares y médicos forenses. También se ha trabajado en la Escuela de Fiscales.

Faltan muchas cosas por hacer. Seis años parecen muchos, pero en realidad son muy pocos en la vida de una institución, más si se quiere transformar desde los paradigmas, desde el criterio de razonamiento mental de las personas. Trabajar en la Fiscalía no es para enriquecerse, para sacar plata a la gente y perjudicar a alguien, es para servir a la sociedad y defender la legalidad.

Es difícil incluso cambiar la mentalidad de la gente.

¿La gente está mentalizada en qué?

Estos seis años hemos hecho que la gente trabaje 24 horas, los siete días de la semana, sábados, domingos y feriados.



¿Había la costumbre de no hacerlo?

Claro, no trabajaban. Los fiscales tenían un horario cómodo. Funcionaban al llamado a celular y muchas veces estaban apagados los equipos. Los turnos de los médicos forenses eran al llamado. Ahora tienen que estar las 24 horas. Les hemos dado condiciones dignas.

Antes exigíamos celeridad en los casos y los fiscales no tenían computadoras ni impresoras ni escáner ni fotocopiadora.

¿Qué le habría gustado hacer y no pudo?

Seis años son insuficientes para poder transformar una institución. Habríamos querido cambiar la infraestructura en Oruro, en Tarija, en Potosí, donde los espacios son precarios. Hay que continuar profundizando la carrera fiscal que la hemos iniciado. Seguir fortaleciendo la tarea de investigación. Se han entregado tres equipos móviles forenses a La Paz, Cochabamba y Santa Cruz. Nos habría gustado concluir.

Se le ha acusado de estar más del lado del Gobierno que de la investigación misma. Acaba de decir que fue más imparcial y objetivo. ¿Nunca tuvo un acercamiento con el MAS?

A ver. Soy una persona formada con una visión de izquierda, nunca lo he negado. He sido dirigente universitario, asambleísta constituyente por Chuquisaca, no tengo por qué ocultar. Siempre he creído en la justicia social, en que el país debe desarrollar para todos los pobres. He trabajado cerca de 12 años en el área rural. He conocido de cerca las comunidades indígenas, en el Chaco guaraní con los empatronados hace casi 20 años. Entonces, cuando llego al Ministerio Público sabía que hay que servir a la gente más pobre, principalmente. Siempre nos hemos manejado con un marco de respeto con las instituciones del Estado. Nunca hemos tenido dificultades a la hora de ejercer en base a la objetividad nuestra labor de investigación. Cuando uno persigue el delito, no se fija si es de uno o de otro. Eso nos ha costado muchas veces dificultades con la propia Policía Boliviana, con algún ministro de Estado, interpelaciones en la propia Asamblea Legislativa. Hubo diferentes situaciones de ambos lados, cuántos dirigentes fueron encarcelados.

No se puede conformar a todos, peor en el área penal donde no hay empates.

¿La vivencia que usted tiene le hace ver al MAS como igual a izquierda?

Es que no es un tema del MAS o de algún partido, es un tema de visión de país, de inclusión de la gente pobre, de mejorar las condiciones de vida, y eso va mas allá de un movimiento, es una opción de vida, una lucha. He sido dirigente de secundaria y universitario. Venimos del pueblo y tenemos que trabajar para el pueblo.

¿El MAS es lo más cercano a su ideología en esa relación con los pobres de izquierda que usted tiene?

Es que, ¿cuál es la opción?. La propia Iglesia católica tiene su opción por los pobres. La Teología de la Liberación en su momento habla de los postulados, los discursos que da el papa Francisco, con quien tuve el privilegio de conversar durante 70 minutos sobre la injusticia y el tema de las cárceles. Es un tema que ha marcado mi vida. No soy un católico ferviente, pero sí por tradición familiar.

¿Qué futuro le espera después de concluir su gestión en octubre?

Voy a ejercer mi profesión. Soy abogado. Estoy saliendo de la Fiscalía. Estos seis años he vivido de mi sueldo. No he recibido ni un centavo de absolutamente nadie, nunca, ni por los cargos ni espacios que hay. Lo digo con total transparencia y honestidad. Tomaré un pequeño descanso. Estos seis años no he tenido vacación. Tengo hijos y uno necesita desarrollar su profesión y tener un ingreso para la subsistencia de su familia.

Si el Gobierno le ofrece un cargo, ¿lo aceptaría?

Prefiero no hablar de esos temas ahora. Pero queda claro que yo necesito trabajar, desarrollar mi actividad y lo haré donde mejor sé hacer.///


Notas Relacionadas