Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

Opinión

Bolivia
Por: Osberth Carrillo

LAS OPINIONES EXPRESADAS POR LOS COLABORADORES SON PROPIAS Y NO LA OPINIÓN DE KANDIRE
,

Estoy convencido de que la mayoría de los bolivianos hemos coreado, alguna vez, el estribillo de la canción que Gonzalo Hermosa compuso hace más de cuarenta años atrás, pues vio la luz pública en 1976, en plena dictadura de Hugo Bánzer Suárez. 

Bolivia, quiero pegar un grito de liberación, después de siglo y medio de humillación, dice el pedazo más pegajoso de este tema que, estrenado casi de manera clandestina, fue difundido por la Empresa Nacional de Televisión, cuando su señal era en blanco y negro y en el país el dictador masificaba el luto para centenares de familias bolivianas. 

La merecida fama de uno de los compositores más exitosos del país ha sufrido, en los últimos días, el más virulento escarnio público. Los insultos, a través de la poco menos que anónima red electrónica, porque el origen de la diatriba puede provenir de un sitio trucho, se han multiplicado, después de que el compositor dijese en un acto público que el actual presidente del Estado Plurinacional de Bolivia es “un regalo de dios”. 



Como siempre ocurre en estos casos, los electroescribidores le han recordado al cantante los asuntos más mínimos de su pasado, incluyendo sus irreverentes coplas de carnaval. El festín de los inquisidores ha contado con la graciosa intervención de uno de los popes de la iglesia Católica, Apostólica y Romana, que se encargó de puntualizar que en conversaciones directas con su ser superior éste le aseguró que “el único enviado por su dios es Jesús”. 

Lo que no citarán los comedidos escribidores es que Gonzalo es médico de profesión y que una buena parte de sus composiciones, por supuesto que no todas, tiene una profunda raíz popular. Su propia dedicación al folclore es un acto de rebeldía, pues ser folclorista hace cinco décadas era un pecado capital.

La música nuestra no tenía invitación en los grandes acontecimientos de los adinerados, sino hasta la última tanda. En este contexto no es un descubrimiento que sienta simpatía, y la exprese públicamente, por un modelo que está privilegiando a los más desposeídos. “Pegar un grito de liberación, después de siglo y medio de humillación” y decirlo en plena dictadura de Bánzer es una evidencia de su apego por la Bolivia digna que todos anhelamos.



Otras Opiniones del Autor

Sequía
Por: Osberth Carrillo

 20 Aug 2018  Hace unos días, un grupo de arqueólogos publicó las fotografías de un muro de la civilización Caral, encontrada en la población agropesquera de Vichama - Perú, que tiene más de 3.800 años de ...

La plata
Por: Osberth Carrillo

 10 Aug 2018  Por la plata baila el mono y por el oro dueño y todo, afirma un refrán popular, que refleja con exactitud lo que está ocurriendo en el ámbito político en nuestro país. La oposición política al ...

Obligatorio
Por: Osberth Carrillo

 27 Jul 2018  Uno de los muchos temas que originan los más diversos comentarios es el referido al servicio militar obligatorio que es, sin duda, una de las herencias del sistema colonial.   En este contexto, estar a favor o en contra del servicio militar ...