Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

S Salud

Crisis de salud provoca desplazamiento de pacientes con cáncer a otras regiones

hace 25 dia(s)

,

La crisis del sistema de salud del país provoca el desplazamiento de pacientes con cáncer a regiones donde aún se cuenta con equipos para este tipo de tratamientos. La crítica situación de los enfermos de cáncer del Hospital de Clínicas de La Paz por la paralización de los servicios de radioterapia obligó al Ejecutivo gubernamental a buscar la atención de estos pacientes en centros de salud especializados de Cochabamba. El ministro de Salud, Rodolfo Rocabado, afirmó que es responsabilidad de la Gobernación, pero el Gobierno central se ve obligado a tomar acciones.

“El Gobierno no va a dejar a estas personas al margen, estamos viendo con algún centro de Cochabamba, ahí también tenemos un centro de Radioterapia de la Caja Petrolera para lograr un acercamiento y ver que se haga una rebaja en la atención de estos pacientes”, informó.

Se trata de un grupo de 60 pacientes que podrían llegar a la capital valluna para la atención médica, sin embargo, el Ejecutivo también baraja la opción de llevar a los pacientes al Instituto Chuquisaqueño de Oncología o al Centro de Cancerología Cupertino Arteaga de esa ciudad. Otra opción es el Instituto Oncológico del Oriente Boliviano, en la ciudad de Santa Cruz.

Los pacientes con cáncer de la Sede de Gobierno perdieron el único centro de tratamiento de radioterapia que operaba en el hospital de Clínicas. En la ciudad de El Alto funciona otro centro, el Instituto Boliviano de Radioterapia y Oncología (IBRO), que es privado y tiene mayores costos que el que operaba en el hospital paceño.

El lunes, un grupo de enfermos de cáncer se crucificó y realizó bloqueos en La Paz para exigir la restitución de la atención en la única unidad de radioterapia pública de la ciudad, que fue cerrada por seis meses.

El Servicio Departamental de Salud (Sedes) de La Paz, dependiente de la Gobernación, decidió cerrar la unidad de radioterapia por un semestre, como medida a una valoración de expertos que aseguró que los equipos estaban obsoletos y que sugirieron una total reestructuración.

En tanto, la representante de los pacientes con cáncer, Rosario Calle, sostuvo que los enfermos se encuentran abandonados a su suerte y ven con pena que el centro tenga que suspender sus actividades debido a lo obsoleto de los equipos, y apuntó a la “negligencia de las autoridades”.

“El cáncer avanza y no espera, devora interiormente, y ahora nos dicen que no hay atención. ¿Qué nos están diciendo? Queremos vivir. Tenemos hijos, tenemos familia”, dijo.

Los pacientes con cáncer de bajos recursos buscan apoyo para conseguir atención en centros especializados en otras regiones del país.

LA CNS TAMBIÉN REMITIRÁ PACIENTES

El pasado 18 de junio, la Caja Nacional de Salud (CNS) y la Caja Petrolera firmaron un convenio para que más de 1.700 pacientes con cáncer de la CNS puedan tratarse en el Instituto Oncológico Nacional de Tiquipaya.

Según el director de la CNS, Juan Carlos Meneses, no habrá problemas por el incremento de pacientes en este centro, ya que sólo utiliza el 20 por ciento de su capacidad. El Oncológico tiene un acelerador lineal y hace radioterapias, pero también tienen otras 20 especialidades oncológicas.

DATOS

Más de 11 mil casos de cáncer por año en Bolivia. Según el Ministerio de Salud, en Bolivia cada año se diagnostican más de 11 mil nuevos casos de cáncer, de los que el 70 por ciento se da en mujeres.

Gobierno culpa a Alcaldía por falta de hemodiálisis. El ministro de Salud, Rodolfo Rocabado, responsabilizó a la Alcaldía de Cochabamba por la situación en que se encuentran los enfermos que necesitan tratamiento de hemodiálisis. El municipio tiene una deuda de 15 millones de bolivianos a ocho centros que hacen este tratamiento.



La CNC demanda debate de Ley de Medicamentos. La Cámara Nacional de Comercio (CNC) demandó al Gobierno un debate urgente con el sector importador y otros actores, sobre una nueva Ley del Medicamentos en Bolivia para garantizar un acceso oportuno y de calidad a la salud, y planteó una alianza público-privada.

Piden declarar al cáncer problema de salud pública. El director del Sedes de La Paz, Freddy Valle, pidió al Gobierno que declara al cáncer como problema de salud pública, lo que implicaría que el Estado asuma los costos para el tratamiento de esta enfermedad.

INSTITUTO ONCOLÓGICO DE SANTA CRUZ ESTÁ AL TOPE

El Instituto Oncológico del Oriente Boliviano, en la ciudad de Santa Cruz, es el más moderno del país y recibe actualmente a pacientes no sólo de la capital oriental, sino de La Paz y Cochabamba, entre otras regiones.

La directora de este hospital, Martha Alicia Arrién, se limitó a informar que el equipamiento es limitado en relación a la cantidad de pacientes que recibe el nosocomio. Y es que, pese a las limitaciones, el Hospital Oncológico de Santa Cruz es el único del sistema público que cuenta con un acelerador lineal, utilizado por pacientes que requieren de tratamiento de radioterapia.

Este equipo de avanzada tecnología hace que cada vez más pacientes de toda Bolivia lleguen hasta este hospital, saturando en muchos casos la capacidad de atención, puesto que el personal médico que actualmente requiere este centro asciende a 70.

HOSPITALES DE CUARTO NIVEL SIGUEN ESTANCADOS

Los hospitales de cuarto nivel prometidos por el Gobierno en 2015 siguen estancados. Se trata del Oncológico de Tolata, en Cochabamba; el Nefrourológico de Santa Cruz; el Gastroenterológico de La Paz, y el Cardiológico de Tarija. El Ejecutivo comprometió más de 570 millones de dólares para estos proyectos, pero a la fecha ninguno de ellos fue ejecutado. En el caso del Oncológico de Tolata, el terreno donde iba a construirse el hospital continúa baldío y sin avances en la ejecución de la obra.

El plan Hospitales para Bolivia, presentado con pompa y sonaja por el presidente Evo Morales, incluía además la construcción de 11 hospitales de tercer nivel y 31 de segundo nivel con una inversión superior a los 1.400 millones de bolivianos. Se desconoce el avance de estos proyectos.

COSTOS OBLIGAN A PACIENTES A VENDER COSAS Y A KERMESES

“Esta enfermedad es tan cara… En sí, la enfermedad no te mata, lo que te mata es la falta de recursos económicos. Es terrible”. Los pacientes con cáncer pasan penurias para costear los gastos de sus tratamientos.

Gabi Gallegillos se enteró de que tenía cáncer en febrero del año pasado. “Me diagnosticaron cáncer de mama y de piel, y se me complicaron las cosas. Tuve que hacerme pruebas que son carísimas. Ecografías, mamografías, tomografías, además de medicamentos. Todo es sumamente caro. Tuve que hacer kermeses y apoyarme en familiares y amigos”, contó.

Sin embargo, los gastos iban creciendo y tuvo que vender sus cosas y recurrir a algunos préstamos. Encontró el apoyo de la Fundación Nacional de Ayuda Contra el Cáncer (Funac), una asociación creada hace 30 años que apoya a enfermos. Una de las voluntarias de esta institución, Zlàtica Ugrinovich, contó que actualmente hay unos 40 pacientes que reciben el apoyo que se traduce en convenios con importadoras de medicamentos para que se reduzcan los costos de estos insumos.

Gallegillos explicó que estos convenios ayudan mucho a solventar la etapa de la quimioterapia. Según personal del Área de Oncología del Hospital Viedma, cada dosis de quimioterapia puede llegar a costar hasta 21 mil bolivianos, aunque hay marcas desde 14 mil, pero menos eficientes.

Luego de los tratamientos de quimioterapia, vienen las radioterapias o cobaltoterapias, que tienen costos de entre 13 mil bolivianos hasta 5 mil dólares, según comentaron pacientes con cáncer a este medio, lo que les obliga a buscar apoyo de fundaciones, familiares y amigos.////


Notas Relacionadas