Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

M Moda

Tras la polémica. Diseñadores llaman a sus colegas a innovar

Debate. Cuatro creadores hablan sobre la creatividad, el plagio y las patentes.

hace 23 dia(s)

,

El domingo, en Facebook, circuló la denuncia de la diseñadora de modas Katherine Ugarte, que acusó a la presentadora de TV y empresaria Anabel Angus de copiar sus diseños y exhibirlos en su tienda de ropa. Sin embargo, ningún diseño de la creativa está patentado, algo común en el país, donde pocos diseñadores realizan el trámite para registrar la autoría de sus creaciones.  

En Bolivia

El registro de un diseño se realiza, como indica la página web del Servicio Nacional de Propiedad Intelectual (Senapi), en la pestaña de “obra artística”. El dibujo o boceto es reconocido como propiedad de un creativo. “Un atuendo es muy difícil de patentar porque puede parecerse mucho a otro”, explicó una funcionaria del Senapi. 

Otra es la figura cuando se trata de “diseños industriales”, que tienen particularidades. “Los trajes de bomberos están en el registro, porque más allá del acabado estético presentan elementos que no existen en otros”, explicó la administrativa. 

Creativos



Luis Daniel Ágreda sorprendió, en 2017, con su colección Leyenda, inspirada en un cómic de humor político denominado El duende y su camarilla, de Óscar Barbery. Para aquella ocasión, el creador de las historietas autorizó al diseñador para plasmar sus dibujos en las prendas.
Lo mismo sucedió con su colección inspirada en Gladys Moreno, que también tuvo el permiso de la hija de la recordada cantante. “Yo tengo creaciones registradas, porque les doy mi cosmovisión, mi estética y estilo. Sin embargo, en el caso de Anabel, la reacción de Ugarte estaba fuera de lugar, ya que se trata de prendas básicas que se pueden encontrar en internet. La presentadora está capitalizando su nombre, no es diseñadora”, opinó Ágreda.

Por su parte, Juan Carlos Pereira, diseñador y director de la plataforma Diseños y Autores Bolivianos (DAB) y propietario de la marca Juan de La Paz junto con Andrés Jordán, explicó que en el país no existe un marco legal adecuado para normar el plagio de diseños, pero que existe mercado para todos. “Yo registro mis creaciones en Perú, donde nos piden fichas técnicas de cada trabajo. El diseño requiere de una metodología y es ahí donde te guardas la espalda, aunque creo que en Bolivia no deberíamos preocuparnos porque hay espacio para nuevos creativos. Anabel no es diseñadora, ofrece ropa comercial; es una emprendedora increíble, sería portada de Forbes, no de Vogue. Si me dejo entender”, expresó Pereira. 

A su vez, Deanna Canedo, sucesora de Beatriz Canedo Patiño (+), ‘la reina de la alpaca’, que posicionó en Italia la línea de alta costura BCP y que vistió a autoridades de distintos países, incluyendo al presidente Evo Morales, reveló que varias prendas de la marca están registradas, tanto en el exterior como en el país. Incluso el recordado e imitado saco de la posesión del primer mandatario boliviano fue patentado, pero eso no impidió que fuese copiado. “No existe una infraestructura jurídica para proteger los diseños. Francia es el único lugar donde son especialistas en este tema, y, aunque es más una cuestión de ética, es importante que se denuncie”, dijo la gerente general y directora de la firma. 

Mientras tanto, la diseñadora Ingrid Hölters difiere de sus colegas. La cruceña no registró ninguno de sus trajes. Ella considera que los creativos deben concentrarse en ponerle ‘su toque’ a las prendas que crean, ya que “nada bajo el sol es nuevo”. “Todos nos inspiramos en grandes modistos que imponen las tendencias. Solo nos queda darle nuestro estilo”, dijo.

 

2. Luis Daniel Ágreda. Prepara su nueva colección primavera-verano, inspirada en la cultura beniana

3. Ingrid Hölters. Se inspiró en las iglesias chiquitanas

4. La denuncia. La diseñadora Katherine Ugarte hizo pública su queja por supuesto “plagio” 

5. Icónico. El saco del presidente boliviano marcó tendencia y es parte de los atuendos que lleva usualmente a los eventos a los que asiste. Fue patentado por Beatriz Canedo Patiño.////


Notas Relacionadas