Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

E Economia

Alcalde Aurelio Rojas: "La fuga de amoniaco generó la mortandad de peces y dañó parte de la flora del riachuelo Muñeca"

hace 4 mese(s)

,

La fuga de amoniaco en la planta de urea no es pequeña como lo aseguró el Gobierno. El municipio de Entre Ríos y habitantes de la zona donde se ubica este complejo petroquímico confirmaron que el hecho ocasionó la mortandad de peces en el arroyo Muñeca, que desemboca en el río Bulo Bulo. Asambleístas de Cochabamba indicaron que pedirán  una inspección del lugar.  

El derrame del químico preocupa a los habitantes de Entre Ríos. La región es rica en biodiversidad. Además, cuenta con una importante producción agrícola, de frutas y ganadera.

El complejo petroquímico está ubicado en la localidad de Bulo Bulo, primer distrito del municipio. El gigante industrial demandó una inversión de $us 952,72 millones y fue inaugurado en septiembre de 2017. 

En menos de un año de funcionamiento, se ha paralizado tres veces y su manejo es cuestionado por legisladores opositores.



El alcalde de Entre Ríos, Aurelio Rojas López, confirmó que la fuga de amoniaco generó la mortandad de peces y dañó parte de la flora del riachuelo Muñeca. 

“La fuga ha sido en el arroyo. La planta está cerca, es un tema ambiental”, señaló Rojas.

Este pequeño afluente pasa por  la comunidad 23 de Marzo. En este lugar, sus pobladores usan las aguas del manantial para el consumo, labores agrícolas, ganadería y pesca. En síntesis, para todo. Por eso, el temor crece entre los habitantes de la zona.  

Un habitante del lugar, que no quiso ser identificado en esta nota, indicó que la contaminación sucedió hace un mes.

“Hubo mortandad de pescados y a los pocos días hubo muerte de ganado”,  aseguró.

Esta fuente sostuvo que el problema es de conocimiento “de  las autoridades pertinentes y de la gente de YPFB”.

“Estamos muy preocupados, por eso estamos exigiendo la reunión de YPFB para la socialización de su PMA (Plan de Manejo Ambiental). Es un arroyo que pasa por parcelas, hay ganadería, es preocupante”, dijo alarmado.

Desde el municipio de Entre Ríos revelaron que se tomaron  muestras de las aguas contaminadas para ver el nivel de afectación. Pero hasta el momento los resultados no fueron entregados a las autoridades de la comuna. 

“Afectación hay, pero no tenemos los informes”, dijo Aurelio Rojas, alcalde del municipio.   

Opositores pedirán informe

El senador Óscar Ortiz se mostró preocupado por la situación. Cuestionó que desde hace varios meses la estatal no deja que los legisladores hagan una inspección ocular a la obra. 

El legislador adelantó que harán una denuncia en el Ministerio de Medio Ambiente, para que haga una evaluación del hecho.

Recordó que las normas ambientales son muy estrictas.

“La Ley de Medio Ambiente contiene sanciones duras y en algunos casos se pueden convertir en delitos penales”, dijo.

Para Ortiz,  la planta de urea se maneja con “secretismo” y sin ningún tipo de transparencia.

“Es inconcebible que una planta que costó casi $us 1.000 millones no tenga las medidas de protección ambiental necesarias”, apuntó el senador.

El asambleísta de Cochabamba por Demócratas Eduardo Sarmiento afirmó que en dos ocasiones miembros de su bancada pidieron visitar la planta de urea y amoniaco.

“Nos ponen requisitos que impiden nuestro trabajo de fiscalización. Hoy (ayer) estamos pidiendo otra vez visitar la planta y esperamos que nos puedan confirmar en los próximos días. Incluso dijeron que no es nuestra competencia fiscalizar esta obra”, aseguró Sarmiento. 

Por último, la autoridad adelantó que solicitarán un informe al representante de Cochabamba en el directorio de YPFB.  

El exministro de Hidrocarburos Guillermo Torres indicó que se debe realizar un estudio profundo para determinar si existen altos niveles de contaminación o no por la fuga de amoniaco.

Explicó que este producto es muy usado en mínimas cantidades en el diario vivir. Incluso tiene fines cosméticos y se emplea en productos de limpieza.

Sin embargo, según Torres, en su estado puro este producto es altamente peligroso y mortal.

 “El amoniaco es corrosivo y si llegó a un lago o río puede contaminar. Si es que se pone en contacto con el agua, genera pérdidas en la parte biológica de plantas y animales”, aseveró el experto. 

Se quiso conocer la versión oficial de YPFB, pero hasta el cierre de edición no se pudo obtener el descargo de la estatal. También se buscó la voz del Ministerio de Medio Ambiente y  Aguas, y el  resultado fue el mismo: silencio estatal.

Hay que recordar que el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, minimizó este hecho y desacreditó las denuncias de legisladores opositores.

“La planta hoy ha tenido un pequeño desperfecto, ha tenido una fuga de amoniaco, pero no le cuesta absolutamente nada a Yacimientos porque tiene un seguro de construcción; está Samsung, pero además está Toyo, que es la encargada de este equipo”, indicó esa vez la autoridad. ///


Notas Relacionadas