Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

L Local

Después de dos años otorgaron arresto domiciliario a Beatriz Roca Suárez (Chunty)

hace 20 dia(s)

,

Después de permanecer casi dos años detenida en la cárcel de Palmasola, Beatriz Asunta Roca Suárez, apodada ‘Chunti’, hermana de Jorge Roca Suárez ‘Techo ‘e paja’, consiguió que una jueza le otorgue la medida de arresto domiciliario, además de arraigo y una fianza de Bs 50.000 para salir de prisión. La mujer es procesada por los delitos de estelionato y contratos lesivos al Estado. 

Su abogado Miguel Zabala, expuso que su defendida es una persona de la tercera edad, que su estado de salud es grave y que su permanencia en la cárcel pone en serio riesgo su vida, principio que es protegido por la Constitución Política del Estado. 

En plena audiencia el defensor adjuntó certificaciones forenses que establecen que la salud de ‘Chunti’ Roca es de alto riesgo y que se debe precautelar la vida por sobre todas las cosas. Asimismo, argumentó que prolongar su detención en la cárcel sería ignorar su deteriorado estado de salud que cada vez es más evidente por su avanzada edad. 

Los fiscales anticorrupción Richard Camacho y Jackeline Severiche, además del asesor del Ministerio de Gobierno Vicente Ávalos, expusieron los fundamentos del proceso y consideraron que la procesada no ha mejorado su situación jurídica para asegurar su presencia en el juicio que se sigue adelante por delitos penales. 



Al final, la jueza Patricia Murillo consideró los fundamentos de ambas partes y decretó el arresto domiciliario. Sin embargo, para que esto se haga efectivo, Roca primero deberá hacer el pago de los Bs 50.000 de fianza, aunque su defensa adelantó que carece de recursos y que pedirán que se le disminuya esa suma económica. 

Tras el fallo, los fiscales así como el abogado del Ministerio de Gobierno apelaron la determinación pero la observación debe pasar a conocimiento de una de las salas penales del Tribunal Departamental de Justicia.

Beatriz Asunta Roca Suárez es hasta la fecha la única mujer extraditada a Estados Unidos por supuestos delitos de sustancias controladas. El año 1992 fue trasladada a Estados Unidos de donde regresó a Bolivia en 1996. Fue detenida y después de casi dos años de permanecer en la cárcel de Palmasola fue liberada al no habérsele encontrado delito para ser juzgada.

En Santa Cruz junto a sus hijas empezó a trabajar en un negocio que creó frente a un conocido hotel, pero hace dos años fue detenida nuevamente y se le incautó ese inmueble que es donde hoy funcionan las oficinas del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF). La mujer manifestó que su familia fue destruida, que le quitaron todos sus bienes y su libertad, pero que ahora pedirán que se le baje su fianza pero aseguró que al final se impondrá la verdad.  

Su defensa apeló varias veces y contó su caso ante el defensor del pueblo, por lo que en noviembre del año pasado la Defensoría, con la firma de su titular, emitió una resolución a su favor.

Ese documento cita que se realizó un estudio de la historia del caso ‘Techo ‘e paja’, y que el proceso lleva más de 26 años. Es así que la Defensoría concluye que sobre “este aspecto cabe citar que para la doctrina, la persecución penal es un tormento, razón por la que un proceso penal no puede extenderse sin límites en el tiempo”.  

En una de sus consideraciones, establece que “se debe tomar en cuenta que casi 30 años de procesamiento y privación de libertad han deteriorado notablemente la salud de Beatriz Asunta Roca Suárez, que actualmente cumple detención preventiva producto de una nueva imputación formal. Implica que a tiempo de iniciarse la investigación, la ahora acusada tenía 39 años y actualmente 70, habiendo pasado la mitad de su vida inmersa en un proceso que actualmente no tiene conclusión”. ///


Notas Relacionadas