Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

E Educación

Gobernadora argentina asegura que hay muchas universidades y que los pobres no las usan

María Eugenia Vidal, gobernadora de la provincia de Buenos Aires, hizo estas declaraciones en una reunión del Rotary Club. Los repudios no tardaron en llegar.

hace 4 mese(s)

,

Durante un almuerzo organizado por el Rotary Club en el Hotel Sheraton de la capital argentina, la gobernadora de la provincia de Buenos Aires –la más importante del país–, María Eugenia Vidal, hizo polémicas declaraciones en relación a la educación.

Allí se preguntó si tenía sentido que "durante años" se hayan construido en su distrito universidades públicas cuando "todos los que estamos acá sabemos que nadie que nace en la pobreza en la Argentina hoy llega a la universidad".

Los dichos de la gobernadora hacen referencia a la creación de varias instituciones de educación superior durante la Presidencia de Cristina Kirchner (2007 - 2015). La mayoría de ellas se construyeron en el Área Metropolitana de Buenos Aires con el objetivo de facilitar el acceso a estudiantes de los distritos del llamado "conurbano bonaerense" que antes debían realizar largos viajes a la Universidad de Buenos Aires (UBA) o la de La Plata (UNLP).

Críticas y datos



Si bien el video fue rápidamente dado de baja de internet, las palabras de Vidal ya se habían hecho virales. Eso derivó en una serie de críticas y cuestionamientos a la funcionaria. Enrique Martínez, extitular del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), organismo muy ligado a las universidades, tuiteó irónicamente: "Próxima frase célebre de Vidal: ¿Para qué poner una zapatería en el interior de Formosa si la mayoría allí anda en patas?".

Por su parte, varios usuarios comentaron en las redes estadísticas que refutan las palabras de la gobernadora. Ya en el año 2013 la agencia pública Télam señalaba que el 75% de los estudiantes de las universidades del conurbano eran "primera generación". Es decir que nadie más en su familia había alcanzado ese nivel de estudios previamente.

Además, el diario Tiempo Argentino reveló que estas palabras no están separadas de las políticas gubernamentales. Existe un ajuste previsto en el presupuesto de las universidades de 3.000 millones de pesos (120 millones de dólares) y las más perjudicadas son, justamente, las cuestionadas por Vidal.

Esto se da en un contexto donde el aumento de las tarifas también afecta a las instituciones educativas. Por ejemplo en la Universidad de Moreno, el gasto en electricidad creció un 1.700% pasando de representar el 1,3% de los gastos generales en 2015, al 8,3% en 2018.

Por su parte Guillermo Grosskopf, secretario de Administración de la Universidad de Lanús, explicó que tuvieron que derivar la mayor parte del dinero a pagar servicios. "No podemos asignar nada a trabajos de infraestructura", se lamentó.///


Notas Relacionadas