Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

Opinión

A cerrar Bulo Bulo
Por: Humberto Vacaflor Ganam

LAS OPINIONES EXPRESADAS POR LOS COLABORADORES SON PROPIAS Y NO LA OPINIÓN DE KANDIRE
,

El actual gobierno ha invertido hasta ahora US$ 953 millones en la planta de urea y amoniaco de Bulo Bulo, que resultó siendo un fracaso económico y un desastre ambiental.

 

Hay un indicio que sugiere que el presidente Evo Morales ha decidido cortar por lo sano y cerrar la planta: acaba de autorizar a YPFB la venta de gas natural a la empresa rusa Acron que se propone instalar una planta de urea en Brasil.

 

Si la idea de la planta fallida era vender su producción a Brasil, ahora esa posibilidad ha sido descartada, porque con el gas boliviano (el que existiere), una empresa rusa se ocupará de atender la demanda de urea en ese país.

 

El presidente Morales no ha informado al país, hasta ahora, sobre el siguiente paso, que debería ser el anuncio formal de que Bolivia ha decidido cancelar el proyecto de Bulo Bulo y pedir a los proveedores que se lleven sus equipos.

 

Es probable que, en ese caso, los proveedores digan que se debe pagar por daños y perjuicios, por incumplimiento de contrato, o lo que sea, que deberá ser respondido por el gobierno boliviano, ojalá que con mayor diligencia que en el caso Quiborax.

 



Se podría alegar que la planta comenzó a generar derrames tóxicos, de amoniaco, desde las primeras pruebas, hechas a principios de 2017. Habrá que explicar cómo fue que se evitó que la gente hiciera denuncias, bloqueando accesos y frenando a los medios.

 

Y se podrá inventar alguna forma de explicar que YPFB, ante esta situación, hizo lo único que sabe hacer: ocultar datos y negar el derrame.

 

Y habrá que dar explicaciones. Los cocaleros chapareños no harán problema, porque las inversiones que recibió la región fueron de privilegio.

 

Un reportaje del diario Página Siete revela que, sólo en campos e instalaciones deportivas, el gobierno del cocalero Morales ha invertido en la región Bs 260 millones en obras lujosas que, antes de ser inauguradas, están abandonadas.

 

La planta dejó de producir derrames desde que fue paralizada por tercera vez desde su inauguración. Si la paralizaran para siempre, la naturaleza, la pacha mama, y todos los bolivianos, estarían felices.

 

Si alguien hubiere recibido alguna comisión por este proyecto súper millonario, tendría que entenderse con quienes le pagaron. Son detalles sin mucha importancia, aunque de mucho dinero.



Otras Opiniones del Autor

Privatizar Bulo Bulo
Por: Humberto Vacaflor Ganam

 19 Mar 2018  Está aumentando la velocidad con que los países y las empresas mal manejadas entran en quiebra. La URSS demoró 70 años en derrumbarse, Cuba 50, Venezuela 20… Las minas de la estatal Comibol entraron en quiebra y fueron ...

Los fracasos del gas
Por: Humberto Vacaflor Ganam

 09 Mar 2018  Muy poca prensa tuvo el anuncio del gobierno de que estaba cancelando el proyecto de instalación de una planta de polipropileno en Yacuiba, que debía costar US$ 2.100 millones.   Lo que impidió que se dieran los detalles, que ...