Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

E Economia

Comercio en sur del país, sufre con la devaluación del peso argentino

hace 10 dia(s)

,

La devaluación del peso argentino paralizó la actividad comercial de Yacuiba, Bermejo y Villazón, ciudades bolivianas limítrofes con el país vecino, donde los habitantes empezaron a sufrir la escasa visita de argentinos por comercio o turismo.

“Desde hace unas dos semanas que comenzamos a sentir con más fuerza el perjuicio que están sufriendo los argentinos por la devaluación de su peso. Antes venía mucha gente a hacer compras o pasar unos días, pero ahora casi nadie”, explicó Ramiro Vallejos, alcalde de Yacuiba, ciudad distante a sólo tres kilómetros de San José de Pocitos, y a cinco de Salvador Mazza, ambas de la provincia  de Salta.

 Apuntó que hasta antes de la devaluación del peso, el 90% de los visitantes que llegaban a Yacuiba procedentes del norte argentino lo hacía para realizar diversas compras. “Llegaba mucha gente de Salta y de Jujuy, para comprar ropa, electrodomésticos, herramientas y otros utensilios. Ahora no tienen plata, y para nosotros, ir al otro lado (Argentina) para hacer compras tampoco es atractivo, porque todo está caro”, indicó.

El burgomaestre señaló que hasta hace unas semanas, los yacuibeños pasaban a territorio argentino para comprar artículos de primera necesidad, por ejemplo carne que tenía un costo de 80 pesos argentinos, pero ahora cuesta 260. 

En el caso de Bermejo, ciudad distante a 12 kilómetros de la localidad argentina de Aguas Blancas, ubicada al noreste de la provincia de Salta, la devaluación del peso ocasionó que los mercados y principales centros comerciales de esa región del país se queden   vacíos, según el alcalde Belfor Burgos.

“Ya nadie quiere agarrar pesos y eso está afectando gravemente la economía de los bermejeños, gente dedicada principalmente al comercio. Los mercados y centros comerciales están vacíos”, declaró a Página Siete.

El Alcalde de Bermejo anotó que, además del comercio, la industria hotelera y el transporte internacional son los sectores más perjudicados por la devaluación del peso.



“Antes llegaban buses llenos de argentinos, ahora muy poco, casi nada. Lo mismo en la hotelería y la gastronomía, ya no tienen a quién atender”, dijo Burgos.

Wilman Cardozo, asambleísta departamental por la región del Chaco, añadió que la mayor parte de la gente que habita en las ciudades fronterizas se dedica al comercio informal y que la caída del peso afecta su actividad.

 “En las ciudades fronterizas, hasta el 80% de los habitantes vive del comercio, es población gremial. Con la devaluación ya no les conviene ir a Argentina a hacer negocio, porque allá todo subió de precio. Antes, caía el peso y caían los precios; ahora no, se devalúa el peso y se disparan los precios”,  subrayó Cardozo.

El asambleísta acotó que la situación que se vive en Yacuiba y Bermejo también se replica en Villazón, poblado distante a menos de dos kilómetros  de La Quiaca, norte de Jujuy, donde los comerciantes también sienten la falta de visitantes argentinos.

Desde el 25 de abril, la economía argentina sufre una crisis cambiaria que le obligó a acudir al Fondo Monetario Internacional (FMI). 

El ministro de Economía , Mario Guillén, aseguró que la crisis argentina no afectará a Bolivia porque se acabó el paradigma del “exportar o morir” de las épocas neoliberales y ahora “el modelo boliviano apuesta al mercado interno e inversión pública.

El vicepresidente, Álvaro García Linera, descartó efectos porque la economía es sólida. ///
 


Notas Relacionadas