Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

Opinión

Se cumplen 6 años del asesinato del coronel Muamar el Gadafi
Por: Héctor Alan Cano Olivares

LAS OPINIONES EXPRESADAS POR LOS COLABORADORES SON PROPIAS Y NO LA OPINIÓN DE KANDIRE
,

La Primavera Árabe marco un punto de inflexión entre el orden que se venía presentando en África y que al mismo tiempo marcó un cambio importante en la región norte del continente. Países como Egipto, Yemen, Túnez y Libia fueron escenarios de una serie de revueltas que acabaron con sus respectivos gobiernos en turno. Todos los países tenían razones para pedir el cambio de gobierno, ya que tenían pésimas condiciones de vida. Libia era un caso diferente a de todos los demás.

 

Muamar Gadafi era el presidente de Libia cuando comenzaron las revueltas de la Primavera Árabe. Fue en el mes de febrero de 2011 cuando en la ciudad de Bengasi aparecieron los primeros rebeldes. Jon Lee Anderson expone en su libro Crónicas de un país que ya no existe: Libia de Gadafi al colapso que los combatientes eran jóvenes inexpertos en su mayoría que pedían un cambio de régimen y esperaban el apoyo de Occidente (Estados Unidos) para terminar con el régimen de Gadafi.

 

Limentíue un país de prosperidad desde que Gadafi tomó el poder en el año de 1969. Inició en su gobierno la alfabetización ya que después de la Segunda Guerra Mundial su país era el más pobre del mundo. El líder libio logró una tasa de alfabetización del 89 por ciento y un ingreso per cápita de 10,000 USD a diferencia de los 2,000 USD de ingreso promedio que se obtenían antes de la era Gadafi. en el rey Idris I.

 

A esto hay que sumar la existencia durante el gobierno del líder libio de un programa de educación gratis hasta el nivel universitario. La atención sanitaria era gratis y el índice de desarrollo humano era el más alto de todo el continente africano. Los libios tenían subsidio al desempleo.

 

Las reservas petroleras le permitieron estos logros y al igual que países como Irán en la actualidad buscó el desarrollo de su programa nuclear que de acuerdo con las de Crónicas de Lee Anderson, el mismo Gadafi reconoció como un secreto pero que más tarde abandonó.

 

El país africano no contenía los elementos detonantes de una revolución popular para mejorar su condición social y económica ya que los libios tenían condiciones de vida que otros países de África solo podían soñar debido a las interminables guerras que se han presentado en esos países.

 

El Coronel tuvo roces con los principales países occidentales en la década de los ochenta que le costaron una serie de sanciones económicas. Su combate al terrorismo en la parte Sur de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) fue lo que redimió al líder de todas sus acusaciones y lo acercó a Occidente.

 

El mejoramiento de las relaciones no significó que en el momento del inicio de las insurgencias hubiese apoyo a Gadafi. Los países como Francia, Inglaterra y Estados Unidos fueron los primeros en apoyar a los rebeldes de Bengasi cuando la Alianza Atlántica inició una serie de bombardeos a las fuerzas del gobierno. El Consejo Nacional de Transición (CNT) fue el organismo que estaba coordinando la insurrección con sede en Bengasi. La CNT fue la primera en agradecer la intervención extranjera.

 

Los rebeldes recibían armas de Francia y apoyo de los bombardeos para diezmar las fuerzas gubernamentales. Gracias a la intervención de la Alianza los rebeldes pudieron vencer a los soldados leales a Gadafi ya que antes de la intervención a Bengasi la capital rebelde estaba en riesgo de caer.

 

La guerra dió un giro con la injerencia de la OTAN ya que la capital Trípoli caía en manos de los rebeldes en el mes de agosto y para el 20 de octubre los rebeldes encontraban a Gadafi en su ciudad natal Sirte después que su convoy fue destruido por los misiles de un dron Predator y de un par de cazabombarderos.

 

Gadafi logró esconderse en una tubería de drenaje en la que los rebeldes lo encontraron y golpearon para después ser sodomizado y asesinado brutalmente. Su cuerpo fue exhibido en una tienda por varios días.

 

Los países que antes de la revuelta en Libia abrasaban y aceptaban a Gadafi aplaudieron estos actos de barbarie. Barack Obama felicitó a los libios de haber ganado la revolución, eran libres y podían construir una Libia democrática.

 

El país no consiguió ser libre ni más democrático en la actualidad el país está lleno de milicias que se pelean por el control del gobierno. Libia tiene ahora dos capitales. A esto se le suma que en el territorio hay bases del Estado Islámico (ISIS) y que se ha hecho hospitalario con los extremistas islamistas.

 

Los libios quedaron solos después de la caída del Coronel y la democracia que prometieron Nicolás Sarkozy presidente de Francia y el primer ministro inglés David Cameron nunca llegó y la reconstrucción de país tampoco. La OTAN se ha quedado de brazos cruzados ante los grupos armados y de la llegada de los radicales islamistas libios volvieron de los combates en Irak y Siria para autoproclamar el califato de ISIS en la ciudad libia de Derna. Después de eso una milicia leal a Al Qaeda los derrotó y tomo el control de la ciudad. ISIS perdió Derna pero después conquistó Sirte.



 

El hecho de que después de la caída del gobierno varios grupos de radicales han tomado el control de ciudades libias y han ejecutado a turistas y a cristianos y africanos demuestra que el país se ha convertido en parte del califato de ISIS que está llevando el terror a Europa. Yihadistas que se entrenaron en Libia masacraron s unos turistas en Túnez.

 

Los libios han sido abandonados a su suerte tras el derrocamiento de Gadafi. Estados Unidos reconoció que Libia tenía un largo camino que recorrer. Hasta los mandatarios de Francia e Inglaterra pronunciaron su apoyo al pueblo libio después de la era Gadafi.

 

Se apoderaron del petróleo y el agua de Libia antes que los chinos y rusos se fueran a meter ya que saben de la creciente influencia que China está teniendo. Los civiles no fueron la causa de la intervención. Los bombardeos de la OTAN en Trípoli solo mataban a civiles.

 

La pregunta es ¿de quién es la culpa que un país tan próspero como Libia haya quedado en ruinas? ¿De quién es la culpa que Libia se haya convertido en territorio de ISIS y de un grupo de milicias?

 

Alfredo Jalife nos señala que el oro, la plata y el gas de Libia valieron la caníbal sodomización (literal) de Gadafi, que comporta mucha similitud con el derrocamiento del otrora aliado de Estados Unidos Saddam Hussein, quien se atrevió a planear el cobro del petróleo iraquí en oro." Tal vez el líder libio tuvo ése destino fatal porque pensaba hacer algo que iba en contra de los intereses europeos y estadounidenses.

 

A seis años del asesinato de líder libio Europa está agobiada por los refugiados que llegan desde África y que su última parada en el continente es el país libio que se debate entre dos gobiernos y un grupo numeroso de milicias de diferentes tribus locales y por otro lado grupos leales al Estado Islámico.

 

No hay lugar para dudas acerca de que las intervenciones de Occidente y de la OTAN traen como resultado el florecimiento del radicalismo en los países que “liberan” de brutales dictaduras y más aún la democracia ha sido usada para promover injerencias que dejan peor a los países que se pretende “liberar”.

 

Zizêk nos dice "en una sombría profecía anunciada antes de su muerte el coronel Gadafi afirmó:"

 

Ahora escuchad gentes de la OTAN. Estáis bombardeando un muro que ha impedido la emigración africana a Europa y la entrada de terroristas de Al-Qaeda. Ese muro era Libia, y lo estáis rompiendo. Sois idiotas, y arderéis en el infierno por los miles de emigrantes que se irán de África.

 

Las profecías del coronel se han cumplido. Pero la intervención en Libia fue movida no para evitar que el Hermano Líder siguiera masacrando a su pueblo sino que los enormes recursos naturales de gas, petróleo y los acuíferos fueron uno de los motivos para acabar con el presidente libio. Los grandes medios de comunicación mentían sobre una masacre que nunca ocurrió y que varios periodistas desmintieron.

 

Sin duda alguna la intervención extranjera permitió la anarquía. Ahora la Unión Europea (UE) tiene que lidiar con el problema de los refugiados que huyen del radicalismo y la violencia que desató la intervención y que se suma a las demás guerras en África.

 

El filósofo Zlavoj Zizêk nos presenta en su libro La nueva lucha de clases que la intervención en Libia y la muerte de Gadafi tuvo por consecuencia la ola de refugiados que aqueja a la UE.

 

Ahora Estados Unidos ha encontrado a un país en Sudamérica que puede tener el mismo destino. Nicolás Maduro al frente de Venezuela ha abandonado el dólar como moneda para hacer transacciones y para la venta de petróleo lo mismo que pensó hacer Saddam Hussein, solo que este último fue depuesto por la invasión de la OTAN y ahorcado.

 

El futuro de Libia es incierto todavía y los países que apoyaron con armas la revuelta han dejado al país a su suerte y las palabras de advertencia del coronel se han cumplido. Esperemos que Venezuela no convierta a Sudamérica en una región en llamas como lo es el mundo árabe por abandonar el dólar.



Otras Opiniones del Autor

Estados Unidos desplazado por Rusia, Irán y Turquía en Siria
Por: Héctor Alan Cano Olivares

 24 Nov 2017  El mundo árabe a sido visto por Occidente (sobre todo por Estados Unidos) con avidez debido a la posición estratégica que comparte esta parte del mundo con sus dos principales adversarios: Rusia y China.   Irán ha sido ...

Las guerras por la “libertad” y la “democracia”
Por: Héctor Alan Cano Olivares

 16 Nov 2017  El orden mundial de posguerra está en serias dudas en la actualidad. Inestabilidad es lo que caracteriza al actual sistema, ya no de segunda posguerra, sino de posguerra fría. Después de la desmilitarización de la Europa Oriental, ...

La guerra en Siria y el papel de Rusia
Por: Héctor Alan Cano Olivares

 25 Oct 2017  La guerra en Siria comenzó a dar un giro después de la intervención de Vladimir Putin que apoyó con sus avanzadas fuerzas aéreas y con el apoyo de su inteligencia al gobierno sirio. Ahora a dos años de su ...