Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

E Entrevista

Viceministro Manuel Canelas: "Los políticos apoyan a la comunidad LGTB, pero la sociedad aún no logra entender a ese grupo de bolivianos"

hace 9 dia(s)

,

El viceministro de Planificación y exdiputado por el Movimiento Al Socialismo (MAS), Manuel Canelas, dijo que los políticos han demostrado que apoyan a la comunidad de Lesbianas, Gays,​ Bisexuales y Transexuales (LGBT), pero la sociedad aún no logra entender a ese grupo de bolivianos.

La autoridad, que abiertamente se declaró homosexual y que fue invitado por el presidente del Estado Plurinacional, Evo Morales, para que sea candidato a diputado por La Paz, señaló que una prueba del respaldo de la clase política es que los senadores y diputados hayan aprobado, por mayoría, la Ley Nro. 807 de Identidad de Género, el 21 de mayo de 2016.

Pese a que la norma está vigente en el país hace casi dos años, los gays, homosexuales y transexuales aún no son aceptados por toda la sociedad.

“Es necesario que ese grupo de bolivianos comience a buscar alianzas, estrategias para posicionar el tema del respeto a sus derechos en la agenda cotidiana de las personas”.

Hace casi dos años que se aprobó la Ley de Identidad de Género, ¿qué análisis hace de su aplicación?

Mis amigos de otros países, colegas que son legisladores o autoridades de Gobierno les sorprendió que Bolivia apruebe una Ley de Identidad de Género, sobre todo porque creo que había cierta desinformación y prejuicio de que eramos un Gobierno progresista, de izquierda, apoyado por las mayorías, pero que teníamos ciertas dificultades con los temas de una agenda de diversidad sexual.

Sin embargo, creo que nuestro Gobierno avanza más rápido de lo que avanza la sociedad. No puedo dejar de mencionar que fue el presidente (Evo) Morales quien me invitó a ser candidato a diputado sabiendo perfectamente que soy homosexual.

¿Cree usted que todos los políticos apoyan a la comunidad trans?

La mayoría. Sin embargo, todavía hay algunos políticos como el alcalde de Cochabamba, José María Leyes, el líder de Unidad Nacional (UN), Samuel Doria Medina o el mismo Carlos Mesa que tienen una posición diferente. Pero, estoy seguro que si el gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, llegaría a la presidencia del país acabaría con la Ley de Identidad de Género.

 ¿Qué dificultades cree usted que hay para aplicar plenamente la ley?

Una de las mayores dificultades fue el pronunciamiento del Tribunal Constitucional.

El 80 por ciento de las tres bancadas del Parlamento aprobó la norma, pero creo que ese mismo porcentaje de la sociedad boliviana no está a favor de la ley. Al aprobar la normativa legal, los políticos mostraron más apertura y dejaron en claro que tienen una idea clara sobre la igualdad de derechos.

¿Qué se debería hacer para que la sociedad acepte a los trans y cumpla con la norma?



 

Lograr avances en temas de este tipo es algo muy complejo. Creo que la sociedad suele ponerle más atención a las cosas que aparecen como una demanda popular. Es necesario que la temática trans se vuelva parte del común de la gente.

Considero que ahora la tarea es que esas normas vayan generando normalidad, que se vea que porque hay transexuales no se acaba el mundo.

Los ciudadanos están viendo que con la ley no le pasa nada a nadie. No son obligados a volverse homosexuales o transexuales. La ley tiene que empezar a encarnarse, a generar normalidad, las organizaciones LGBT tienen que aprovechar esto como un motor.

¿Qué les falta a las organizaciones LGBT para consolidar la norma y exigir respeto a su cumplimiento?

Creo que les faltan más espacios. Es gente muy valiente que avanza a contracorriente, pero hay que ser más estratégicos a la hora de tener aliados y saber con quién coordinar ciertas actividades. Hay que trabajar para lograr apoyo de personas progresistas sin que sean homosexuales o transexuales.

No es una tarea fácil, pero hay que seguir para lograr que la gente se apropie del tema.

No quiero decirles a los activistas que dejan la piel en la lucha cómo deben hacer las cosas, solo creo que hay que repensar la estrategia. Hay que lograr que los representantes políticos progresistas se sumen a la lucha.

¿Cree usted que los trans tienen espacios en la sociedad?

La ley supone una relativa apertura para ellos porque, ahora, el Estado los reconoce, pero no es suficiente. Tenemos que lograr que la norma se vuelva cotidiana y es un esfuerzo duro para la gente trans.

Los procesos para volver carne y cotidianidad a una norma no son sencillos.

¿Usted forma parte de las organizaciones trans?

Soy homosexual todo el tiempo, pero no he tenido un aspecto central de militancia en este tema.///


Notas Relacionadas