Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

L Local

Yasmani Terra, es el que mató de un balazo a un hombre que perdió la vida por defender a su hija

hace 6 mese(s)

,

El asesino de Honorato Flores Salazar, el hombre que murió por defender a su hija de un atraco el jueves 5 de abril, fue detenido luego de herir de bala a un cabo de la Policía. El criminal, que tiene un amplio expediente delictivo y que ya estuvo preso en ocho oportunidades anteriores en Palmasola, fue hallado en compañía de otro exrecluso en inmediaciones de la doble vía a La Guardia.  

El agente que lo abordó, cuando se disponía a realizar la requisa del motorizado, fue atacado por el detenido que le disparó dos proyectiles de un revólver calibre 38. Uno impactó en el antebrazo derecho del uniformado y el otro, para fortuna del agente, salió desviado.

Luego el sujeto escapó a una casa cercana dejando a su cómplice en el vehículo. Luego con el apoyo de un grupo de agentes Delta, la Policía logró detener a ambos sujetos que en principio estaban sindicados de tentativa de homicidio en contra del cabo José Pérez Franco.

Una vez los investigadores de la Fuerza Especial de Lucha Conta el Crimen (Felcc) se hicieron cargo del caso, se dieron cuenta de que uno de los detenidos era el asesino de Honorato, ya que los tatuajes que tiene en el cuerpo y la descripción física de los testigos del crimen, coincidían con el aspecto del hombre que fue identificado como Yasmani Terra Banegas. Con él cayó René Medina Camargo, otro exrecluso que recién hace cuatro días había recuperado su libertad. 

Terra estuvo implicado en el asalto a una librecambista en 2016 y fue encarcelado por casos de robos agravados y tentativa de homicidio, pero poco tiempo después que ingresaba al penal de Palmasola recuperaba su libertad y volvía a delinquir.



El director de la Felcc, Gonzalo Medina, dijo que además de las veces que Terra estuvo preso, en su contra hay al menos medio centenar de denuncias por asaltos perpetrados en la zona central de la ciudad, en la avenida Santos Dumont, por inmediaciones de Alto San Pedro y en los alrededores del kilómetro 6 de la doble vía a La Guardia.

Alfonso Siles, comandante departamental de la Policía, lamentó las permanentes salidas de Terra de la cárcel y dijo que “nos estamos volviendo cuerudos”, en referencia a la permanente detención de delincuentes por parte de la Policía y su liberación, pese a sus antecedentes, por otras instancias.

La detención de Yasmani Terra, mostró gran parte de la recurrencia de acciones que se suscitan a diario en nuestra capital y que se suman a los elementos de inseguridad ciudadana.

Por ejemplo, el asesino de Honorato contó que el teléfono celular que robó el día del crimen a la hija de Honorato, lo vendió en los cachivachis, zona que recurrentemente y desde hace años es el mercado negro de los delincuentes. Además, se sabe que el arma, un revólver calibre 38, que usó para matar el jueves y para herir al cabo Pérez el lunes por la noche, fue alquilada a un palomillo, como tantos que pululan en diferentes puntos de la ciudad sin que ninguna instancia dé una solución permanente, y que el préstamo se pagó con droga. 

Finalmente, tanto Terra como Medina, los detenidos ayer, eran exreclusos reincidentes que hace poco salieron de Palmasola, donde no hay rehabilitación.

De acuerdo con lo establecido por las investigaciones de la Felcc, con la detención de Yasmani Terra se esclareció la muerte de Honorato Flores Salazar, aunque aún se busca al conductor del vehículo en el que actuó el atracador la noche del lunes 5 de abril. La Policía afirmó conocer la identidad de este sujeto y que los agentes están tras su pista.

El comandante departamental de la Policía, Alfonso Siles, indicó que el cabo José Pérez Franco, que fue herido por los delincuentes en el antebrazo, se recupera de la lesión en su casa y resaltó la labor del agente “que arriesgó su vida”. Su acción será reconocida por la institución.///