Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

L Local

Taxista asesinado quería ver a su hija bachiller y esperaba el nacimiento de su tercer nieto

Recibió un disparo en el pecho por parte de un sujeto que estaba atracando a su hija de 17 años. El atracador se llevó Bs 10 y un celular y fugó en un vehículo.

hace 3 mese(s)

,

Honorato Flores Galarza (50) le había dicho a su hija M.F.F. (17) que estaba ansioso por desfilar con ella cuando se graduara como bachiller el próximo año, pues sería la primera de sus cuatro hijos que acabaría el colegio. A su otra hija, Ángela Patricia Flores, que está embarazada 
de cinco meses, le había comentado que esperaba que su bebé sea varoncito. 

“Estaba ansioso por conocer a su tercer nieto, dijo que como él estaba todo el día ayudando a mi madre en la pensión, ambos lo iban a cuidar”, relató, desmoronada por el dolor, Ángela. 

La ilusión que tenía Honorato, que hace un año había dejado de trabajar como taxista, se la arrebató junto a su vida un delincuente que le disparó en el pecho a las 21:55 del jueves en el barrio Los Bosques, en la radial 17 y 1/2, cerca del quinto anillo. 

Estaba anotando lo que fiaba

Honorato había jugado fútbol esa tarde con sus excompañeros de una asociación de taxi y por la noche estaba anotando en un cuaderno a los que habían comido ‘al fío’ en la pensión que atendía junto con su mujer. 

En ese momento, vio que un sujeto se acercó a su hija, de 17 años, pensando que era un comensal, pero cuando la vio entregándole un billete de Bs 10 y algunas monedas, que era lo único que tenía, además de su teléfono celular, Honorato le gritó: “¡Por qué a mi hija!” y el sujeto se le acercó a un metro y le disparó, según contó la muchacha, que entró en shock desde ese momento. 

Por los rastros en el lugar, una mesa y una silla plástica en el corredor que da a la calle, completamente manchados de sangre, el hombre no se movió del lugar donde quedó el cuaderno a medio escribir todo cubierto de sangre. 

Cinthia Vicente, vecina de la familia que vive hace 30 años en la zona y que tiene conocimiento en enfermería, señaló que se acercó a tomar el pulso a Honorato y este trataba de hablar, pero en pocos minutos más ya no tenía signos vitales. 



Paulina, hermana de la víctima, indicó que lo llevaron de urgencia a una clínica, pero nada pudieron hacer. 

La descripción que hizo la hija de Honorato es que el delincuente era alto, de tez blanca y tenía tatuajes en los brazos y, según algunos testigos, se fue caminando del lugar hasta subir a una vagoneta tipo taxi color verde que lo estaba esperando. 

Informe e indagación policial 

Según el informe policial dado por el comandante Alfonso Siles, el hombre intentó salir en defensa de su hija y recibió un disparo que ingresó a la altura del pezón izquierdo. 

Además señaló que la Dirección de Análisis Criminal e Inteligencia (DACI), dependiente de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), está indagando en las cámaras de seguridad de algunos domicilios de la zona para tratar de conseguir indicios que permitan, primero, identificar alguna seña del vehículo para que sirva como pista para dar con el paradero del autor y de sus cómplices. 

Más de 30 años como taxista 

Honorato, el segundo de siete hermanos de una familia potosina, se vino a Santa Cruz a los 14 años y desde los 18 trabajó como taxista hasta hace un año, cuando debido a una tos persistente decidió dejar el volante. 

Para anoche se esperaba el arribo de uno de sus hijos que trabaja como costurero en Argentina a quien le comunicaron la trágica noticia. El hombre fue velado en el mismo domicilio donde ocurrió el hecho y que alquilaba desde hace un año para poner su pensión. 

“Acabamos de salvar a mi madre, a la que operaron de la vesícula y el apéndice, haciendo kermeses y pidiendo ayuda, y ahora vienen y matan así a mi padre por unas monedas y un celular que cuesta 300 bolivianos”, señaló Ángela Patricia. 
Otros testigos señalaron que los atracadores apuntaban a otros comensales que lograron ponerse a buen recaudo. 

Otros detalles del hecho

Zona peligrosa 
El lugar donde ocurrió el hecho está a dos cuadras del mercado Los Bosques, donde abunda el comercio de pescados. Según los vecinos, toda la zona es peligrosa y anoche preparaban una manifestación para exigir patrullajes preventivos.

Otras medidas de seguridad 
Jorge Zambrana, vecino de la zona, dijo que los vivientes buscarán la forma de organizarse, pues cuando hicieron solicitudes a las autoridades no fueron escuchados. Indicó que otro de los peligros es la circulación de vehículos a altas velocidades en la zona, por lo que pedirán la construcción de rompemuelles. 

Aseguran que no se resistió
Los familiares de la víctima indicaron que llamó la atención que el delincuente disparara siendo que Honorato no intentó evitar el atraco y que la ganancia de la pensión no es mucha.

 

 

BR


Notas Relacionadas