Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

Opinión

Populismo en el presupuesto
Por: Carlos Pablo Klinsky

LAS OPINIONES EXPRESADAS POR LOS COLABORADORES SON PROPIAS Y NO LA OPINIÓN DE KANDIRE
,

La Fundación Jubileo analizó a fondo el Presupuesto General del Estado 2018, evidenciando que el gasto público programado por el Gobierno del Movimiento Al Socialismo no se corresponde con la nueva realidad económica posbonanza gasífera.

El estudio muestra que ese nivel de gasto, similar al de los tiempos de grandes ingresos por exportaciones de hidrocarburos, es sostenido en buena medida por la deuda externa, que ya compromete al 25% del Producto Bruto Interno.

Estamos frente a un riesgo significativo de insostenibilidad en el mediano plazo, que puede representar una auténtica hipoteca del futuro para las nuevas generaciones. Algo que no parece importarles demasiado a los impulsores del populismo presupuestal, de mentalidad inmediatista y solo preocupados por la reproducción en el poder.

Esta política de hiperendeudamiento pone de relieve la oportunidad perdida durante la época de bonanza, cuando un gobierno responsable debería 



haber creado un fondo de estabilización para los tiempos de “vacas flacas”, siguiendo el modelo noruego. 

Remarquemos otras de las características principales de la estructura del gasto público bajo el populismo presupuestal:

- Proyectos faraónicos en vez de inversiones rentables: se gasta en obras muy visibles, privilegiando el tamaño sobre la rentabilidad y utilidad real. Así tenemos plantas de petroquímica que no producen urea e ingenios azucareros sin caña. En lugar de estas irracionalidades creadas por la planificación centralizada, deberían priorizarse los programas autosostenibles o que puedan generar un retorno a las arcas estatales.  

- No hay diversificación de la matriz productiva: la inversión pública en sectores no tradicionales o alternativos al modelo extractivista, como el agro, la industria y el turismo, solo representa el 8,3% de lo presupuestado, lo que significa una disminución de 2,5 puntos porcentuales respecto al PGE 2017. 

- Más centralismo: el análisis de Jubileo muestra una importante disminución de los recursos para los gobiernos municipales del 42% y de más del 50% a los gobiernos departamentales, coincidiendo con lo denunciado recientemente por la Gobernación cruceña.

Pacto fiscal, polos de desarrollo gestionados desde las regiones, inversión pública inteligente y política de diversificación serían algunos de los pilares del modelo que habrá de sustituir al actual y caótico estado de cosas.