Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

E Entrevista

Gary Prado: "Sacha Llorenti, instruyó que me metan preso"

hace 1 mese(s)

,

Es un abogado canchero con los medios de comunicación. Gary Prado está seguro y consciente de que su vida nunca más será la misma después de haber sido involucrado y detenido. Este proceso fue una escuela, empezó defendiendo a su padre y acabó siendo abogado de 11 procesados. 

¿Cómo le cambió la vida el juicio por el caso terrorismo?

Estudié Derecho, pero no me había graduado como abogado, solo concluí mi plan de estudio. A  la semana que volví de La Paz con detención domiciliaria y permiso de trabajar, decidí desempolvar mi tesis y presentarla a la Facultad para programar mi defensa y saque 100 de nota, sin pensarlo, la tesis estaba bien fundamentaba, pero no me interesaba ejercer la abogacía.

¿Por qué estudió entonces Derecho?

En realidad mi sueño y objetivo era ser militar, como mi padre. Ingresé al Colegio Militar, pero por cuestiones políticas me aconsejaron que me salga; en esa época se vivía el final de la dictadura militar en Bolivia y había uniformados, como mi padre, que ejercían la democracia y otros que decían que había que quedarse 20 años en el poder. Fui una víctima de esa rencilla, ya que había gente que quería vengarse de mi  padre haciéndome daño moral.

Luego me inscribí a la carrera de Derecho, porque siempre tuve apego por la justicia; tuve un alma de quijote. El segundo año de universitario se despertó en mí la política, que es algo congénito, diremos, en mi familia. Acabe siendo secretario ejecutivo de la FUL, era de un frente de izquierda.

Entonces, ¿gracias a este juicio se tituló como abogado?

En un inicio, solo yo estaba imputado, mi padre no, y en mi audiencia cautelar el fiscal Marcelo Sosa pedía mi detención y fundamentaba que era autor de delitos de terrorismo y me acusaba de utilizar la guardia municipal (trabajaba en la municipalidad cruceña) para formar un ejército separatista, pero yo no tenía nada que ver. Fue entonces cuando dije no puede ser que no entienda lo que pasa en una audiencia cautelar y fue por eso que decidí desempolvar mi tesis y defenderla.

La única ganancia de estos ocho años es haber obtenido un título y tener experiencia en el área de procedimiento penal que me permitirá vivir de ello.

¿Empezó defiendo a su padre y acabó siendo abogado de 11 personas procesadas. Se siente un abogado capo?

Podríamos decir experimentado contra la batalla más dura, porque batallar contra un Gobierno que manipula la justicia, es terrible. Tengo que agradecer al doctor Otto Ritter, que se prestó para defender a mi padre de manera gratuita y yo me prendí de él como una ventosa.

¿Ahora tiene más oferta de trabajo, se le han abierto puertas?

Sí, mucha gente me busca y tengo que declinar, básicamente veo temas administrativos, relacionados con la municipalidad e impuestos. Sin duda cuando acabe este caso tendré más tiempo, y claro que se me han abierto puertas, pero creo que más adelante habrá oportunidad de demostrar lo que aprendí sirviendo a las personas que me contraten.

¿Cómo se sustenta? Si está dedicado casi únicamente al caso terrorismo y tengo entendido que asume la defensa de algunos procesados de manera gratuita?



Mi familia me sostiene con un estipendio desde hace ocho años. Mis padres vendieron una propiedad que tenían en el campo y con eso financian mi estipendio para que me dedique a este caso, gano menos de lo que era mi salario cuando fungía como intendente. Esto ha sido muy duro, estoy comiendo mi legítima y la de mis hermanas, pero es la única forma de evitar que hubieran sido con  mi padre tan injustos.

A pesar de sus dolencias y lesiones crónicas, cualquier rato lo van a llamar a juicio, cada vez envían médicos forenses para que lo evalúen. El se encuentra en su casa, pero está con este impedimento. Formalmente no debieran llevarlo a juicio, pero la maldad es lo que prima en este proceso.

¿Cómo fue para su padre y para usted perder un hijo y hermano cuando estaba en pleno juicio?

Mi madre fue a recoger sus restos, murió en Inglaterra, le vino un derrame cerebral, fue en 2010. Él era 10 años menor que mí. No tiene nombre en el castellano perder un hijo y para mi padre fue muy duro, y a pesar de ese trance nunca pensó en declararse culpable.

Le decía que se lo conoció como un galán y como pareja de mujeres guapas. ¿Cuántos hijos tiene y cuántas veces se ha casado?

Estuve flojo en el área de producción. Tuve tres relaciones largas de 10 años en promedio cada una, pero solo tengo una hija en mi primer matrimonio, se llama Romina, y en un mes más me convertirá en abuelo. Pero eso sí he criado como hijos míos a vástagos de mis parejas. El hijo mayor de Rosita lo conocí de tres años y él es un hijo para mí, me he divorciado de su madre en el siglo pasado, pero el vínculo se mantiene y tengo una linda relación y sus hijos me llaman abuelito. De otra pareja que tenía y era madre de un niño de seis, ahora tiene 21, también tengo una linda relación, son hijos que he criado, hijos que me ha dado la vida.

En algún momento se escuchó que era usted una persona inestable, ¿eso cambió?

¿Yo? De que soy mujeriego, no es cierto. Tuve tres mujeres en más de 30 años, mis matrimonios se acabaron por distintas razones, pero no por infidelidad. El juicio por terrorismo puede haber afectado la última relación que tuve porque caí preso.

¿Qué otras cosas positivas le trajo el encierro y este caso?

Otra ventaja que me dejó, y lo digo en tono de broma, es la beca Llorenti. Es una beca que me enseñó a cocinar y a cantar, dos cosas que tenía pendiente en mi lista por hacer, y digo Llorenti, porque fue él quien instruyó que me manden preso. Entonces aprendí a cocinar desde un bife hasta sushi e invitaba a mis amigos a probar mis platos y también a cantar.

En el karaoke he encontrado una forma de desestresarme. Cada fin de semana nos juntamos con un grupo de amigos y practicamos karaoke en mi casa, nos denominamos los ‘largueros’. Me gusta la música romántica, pero también el reguetón.

Está en sus planes volver a casarse y tener hijos?

No he encontrado todavía con quien, primera vez que soy soltero, pero pretendo formar una familia, aunque no quiero hijos que sean de la edad de los nietos, no me hallo ir al kínder. 

Qué planes tiene para después de que finalice el caso terrorismo?

Estoy preparando un libro de tres que pretendo publicar y espero presentarlo cuando se cumplan los nueve años. La obra se refiere a que lo que investigó el fiscal Marcelo Sosa no tiene nada que ver con lo que acusó y servirá también como una denuncia.///


Notas Relacionadas