El tiempo
     Santa Cruz

M Mundo

El último desaparecido en Argentina enmaraña las elecciones legislativas

El hallazgo del cuerpo que podría ser del activista puede influir en el electorado durante unos comicios que dan como ganadores los candidatos partido gobernante

hace 2 año(s)

,

Argentina encara las elecciones legislativas tras cerrar una campañaelectoral enmarañada por la aparición hace tres días de un cuerpo en la misma zona en la que desapareció hace dos meses y medio Santiago Maldonado, el último desaparecido en el país, en una protesta de la comunidad Mapuche que reclamaba unas tierras propiedad de la firma Benetton reprimida por la policía.

La sociedad argentina se encuentra a la espera de conocer si el cadáver pertenece o no al joven Maldonado, un desenlace que depende de una autopsia que comenzó hoy y que difícilmente arrojará resultados antes de la votación –se demorará entre tres y quince días–. El cadáver ha sido trasladado hoy a Buenos Aires para tal fin y, aunque aún no se ha identificado, los medios locales informaron que los documentos deidentidad de Maldonado se encontraron en la ropa del cuerpo, que era del mismo color que llevaba cuando la vieron por última vez.

El caso Maldonado, que ha proporcionado municiones para la oposición del presidente Mauricio Macri, llega en un momento en que el mandatario necesita un sólido resultado de su alianza para seguir adelante con los planes para abrir la economía argentina. El mayor desafío de Macri radica en la provincia de Buenos Aires, donde su candidato trata de bloquear el intento de retorno política de su rival más encarnizada, la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Las encuestas han mostrado al candidato de Macri, Esteban Bullrich, una ventaja de 2 a 4 puntos porcentuales sobre Fernández, pero la candidata recibió más votos en las primarias. Si el resultado es apretado una vez más, el caso de Maldonado podría empujar a los votantes indecisos hacia Fernández, quien culpó a Macri de la suerte de Maldonado e insinuó la colusión entre el gobierno y las fuerzas de seguridad en su desaparición.

Un retrato de Santiago Maldonado frente a la Cas Rosada, Buenos Aires

Un retrato de Santiago Maldonado frente a la Cas Rosada, Buenos Aires (Eitan Abramovich / AFP)

Ante el hallazgo del cuerpo, el frente gobernante Cambiemos, que según las encuestas se impondría en unos comicios que renovarán un tercio del Senado y casi la mitad de la Cámara de Diputados, prefirió adoptar un perfil bajo tras una campaña centrada en pedir respeto a la justicia y no dar por sentada la responsabilidad de la Gendarmería.¯

Las únicas declaraciones que salieron de la Casa Rosada fueron las del ministro de Justicia, Germán Garavano, que tras reunirse con el presidente, Mauricio Macri, afirmó que este “sigue con preocupación” las novedades de la investigación.

Tampoco se manifestó públicamente Esteban Bullrich, candidato a senador por la provincia de Buenos Aires, el mayor distrito electoral del país, mientras que la gobernadora de la región, María Eugenia Vidal -una de las figuras más populares de Cambiemos-, habló de un final “triste” y “raro” de campaña, y calificó de “poco claro” el transcurso reciente de la causa.

La reacción de la oposición

La principal fuerza de la oposición, Unidad Ciudadana, liderada por Fernández de Kirchner (2007-2015), también optó por mantener silencio después de la aparición del cuerpo, tras una campaña plagada de críticas al Gobierno, al que extendían la responsabilidad de la desaparición.

El Ejercito argentino escolta el cuerpo que podría ser de Santiago Maldonado mientras es llevado a la morgue en Buenos Aires



El Ejercito argentino escolta el cuerpo que podría ser de Santiago Maldonado mientras es llevado a la morgue en Buenos Aires (AFP)

Fernández, aspirante a un escaño en el Senado, afirmó en una entrevista en el canal Telefe horas antes de la aparición del cadáver que ve en el Ejecutivo una “evidente protección y encubrimiento de lo que pasó con Santiago”, aunque aclaró que no cree que el Gobierno diese una orden de hacerlo desaparecer, sino que “se complicó con su actitud posterior”.

El candidato a senador y líder de 1 País -la tercera fuerza según las encuestas-, Sergio Massa, dijo hoy en una rueda de prensa que es “triste” que los argentinos lleguen a los comicios “cruzados por la violencia, la muerte y las dudas”, y cargó contra Macri por estar “más preocupado” por tratar de exculpar a la Gendarmería que de investigar “qué es lo que había pasado”. También criticó que el “uso político de un desaparecido” por parte de otras fuerzas de la oposición haya generado una sociedad “dividida”.

Por el histórico Partido Justicialista, de orientación peronista, el principal aspirante a senador, Florencio Randazzo, censuró que el Ejecutivo quisiera, en su opinión, exculpar a la Gendarmería en vez de investigar “qué es lo que había pasado”. “Es importante que se sepa qué fue lo que ocurrió con Maldonado. Y sobre todo por qué hay una fuerza federal bajo sospecha”, apostilló Randazzo. Una de las principales sospechas, sobre todo por parte de la familia de Maldonado y de organismos de derechos humanos, es que los gendarmes son responsables de su desaparición. No obstante, la Fiscalía tipificó la causa como “desaparición forzada”.

Las fuerzas de izquierda, las más activas en las manifestaciones de las últimas semanas, redoblaron su presencia en la calle para exigir responsabilidades tanto en el Gobierno como en la policía.

En la calle, las madres de la Plaza de Mayo advirtieron de que la historia de Argentina se repite con el caso Maldonado: “Nosotras ya vimos esto que vivimos desde hace más de 70 días, pero lo vivimos desde hace 40 años”, dijo la activista Hebe de Bonafini ayer rodeada por centenares de personas durante su tradicional protesta de cada jueves, en referencia a las desapariciones forzosas de la dictadura argentina en las décadas de 1970 y 1980 que sufrieron sus hijos.

Más allá del caso Maldonado, la campaña después de las primarias del pasado 13 de agosto -en las que se eligieron los candidatos definitivos- se centró en el rumbo económico que ha seguido Argentina desde que Macri llegó al poder hace casi dos años. Con una oposición dividida, la estrategia de Cristina Fernández en estos dos meses fue intentar aglutinar el voto descontento con el Ejecutivo.

Mientras el oficialismo repitió la necesidad de “cambio” tras doce años de kirchnerismo, la oposición se basó en criticar la política de ajustes llevados a cabo por Macri, principalmente las subidas de tarifas en los servicios públicos y la alta emisión de deuda.

Los argentinos tendrán la oportunidad de enviar un mensaje de apoyo a la agenda de reformas del presidente Mauricio Macri cuando voten en las elecciones legislativas.

En las elecciones, los argentinos votarán para reemplazar o renovar a 127 de los 257 legisladores y 24 de los 72 senadores en la legislatura bicameral. Las urnas abrirán a las 08:00 y cerrarán a las 18:00 hora local, y los primeros resultados se esperan para las 21:00.

Ni la alianza de Macri ni sus oponentes saldrán de las elecciones del domingo con una mayoría absoluta en el Congreso, y solo un puñado de aliados adicionales en ambas cámaras podrán marcar la diferencia entre un voto a favor o en contra de la legislación clave para modificar las anticuadas leyes laboral y fiscal que Macri dice afectan el futuro económico de Argentina.

Si las encuestas son acertadas, Cambiemos ganará 12 escaños en la cámara baja, elevando el número total de la alianza a 104 y arrebatando al peronismo la mayoría en el Senado al agregar siete puestos a sus actuales 17 escaños, según Teneo Intelligence.


Notas Relacionadas