Banner YPFB
El tiempo
     Santa Cruz

S Salud

Cerca del 12% de la población en América Latina padece una enfermedad renal crónica

hace 9 mese(s)

,

Con el objetivo de generar conciencia en la población y prevenir el daño a los riñones, por iniciativa de la Sociedad Internacional de Nefrología, cada 8 de marzo se recuerda el Día Mundial del Riñón. Este año, las actividades se concentran en la atención a la mujer. Según el Registro Latinoamericano de Diálisis y Trasplante Renal (RLDTR), cerca del 12% de los latinoamericanos padece una enfermedad en este órgano.

“La enfermedad renal es un problema de salud pública que debe ser afrontado de manera integral, para trabajar de manera efectiva en la prevención de un problema de gran impacto económico y social”, destacó el doctor Raúl Plata Cornejo, director del Instituto de Nefrología de La Paz.

A nivel mundial se estima que el 10% de la población en edad adulta sufre algún daño en los riñones, cifra que se incrementa al 12% y de la cual actualmente se tiene el registro latinoamericano que evidencia la existencia de 709 pacientes en Tratamiento de Remplazo Renal (TRR) por millón de habitantes.

La realidad de Bolivia

Existen pocos estudios en Bolivia sobre este problema; sin embargo, una publicación de 1998 (Raúl Plata y colaboradores. Nephr. Dialy. Transp), establecía que el 15.7% de los ciudadanos tenían alguna alteración en los riñones y vías urinarias.

Según el director del Instituto de Nefrología, un documento del Ministerio de Salud publicado el 2007 establecía que habían registradas 1.080 personas en el programa de diálisis, siendo las principales causas la diabetes (35,1%) e hipertensión arterial (14,3%), mientras el 22,5% de los pacientes no sabía cuál era el origen de su enfermedad renal.

Actualmente se calcula que existen cerca de 3 mil pacientes siguiendo un tratamiento de diálisis, cifra que se cree es mayor porque muchas personas, en especial quienes viven en las áreas rurales, no logran acceder a centros especializados para ser atendidos, alcanzando en muchos casos la muerte.

Según el Ministerio de Salud, el 42,7% de la población boliviana tiene sobrepeso u obesidad, este último es un problema que se acentúa si se toma en cuenta que el 83% de estas personas tienen mayor probabilidad de desarrollar la enfermedad crónica renal en comparación con las personas que tienen un peso saludable. Además, es un factor de riesgo bien establecido para desarrollar precursores importantes del daño renal crónico como la diabetes, la hipertensión y los cálculos renales.

A esto hay que agregar que las personas que habitan en ciudades a gran altura tienen predisposición a desarrollar poliglobulia, que básicamente es el incremento anormal de glóbulos rojos en la sangre, lo que provoca un daño en los riñones (Raúl Plata y Colaboradores. The Lancet, 2002). Esto es considerado un problema de salud pública característico del país.



Gran parte de la población, no sabe que el daño crónico de los riñones, no es curable, que necesitará atención especial el resto de su vida y que desencadena otras dolencias como ataques cardíacos o anemia, que pueden conducir a la muerte prematura o discapacidad.

La insuficiencia renal es asintomática hasta sus fases avanzadas, lo que se convierte en un problema a la hora de prevenirlo. Si no se detecta temprano, el daño puede convertirse en severo y luego será necesario diálisis o un trasplante de riñón para sobrevivir. Se asocia con un mayor riesgo de morbilidad cardiovascular, mortalidad prematura y disminución de la calidad de vida.

“Constituye un problema de salud pública de alto costo económico para el Estado, pero en especial para las familias que tienen un familiar con este problema”, destacó Plata.

Este año, el slogan del Día Internacional del Riñón es ‘Riñón y Salud de la Mujer’, con el objetivo de generar conciencia en la población sobre la importancia de la salud renal en la población femenina a nivel mundial.

 

La enfermedad renal crónica es la octava causa principal de muerte en mujeres.  Provoca más de 600 mil muertes femeninas al año y 195 millones de en todo el mundo se ven afectadas por esta enfermedad. Durante el embarazo se constituye en un factor de riesgo con resultados negativos para la madre y el bebé.

En este sentido, se dará realce a la igualdad de género en la prestación de servicios renales a favor de la mujer, ya que muchos estudios dejaron en evidencia que existe disparidad en la atención en especial países en vías de desarrollo, donde es diagnosticada más tarde y tiene menor posibilidad de acceder a la diálisis o trasplante renal. Contrariamente, la mujer es la más predispuesta a donar su riñón a una persona allegada (JJ Carrero y colaboradores Semin. Nephrology, 2017).

Con las gestiones hechas por los doctores Raúl Plata Cornejo y Rolando Claure del Granado, este año se desarrollarán el XII Congreso Latinoamericano de Injuria Renal Aguda y el X Curso Internacional de Nefrología y Diálisis, que se llevarán a cabo del 6 al 9 de junio en Santa Cruz.  Contará con la presencia de médicos de reconocido prestigio internacional que llegan desde Uruguay, Argentina, Brasil, México, Estados Unidos e Italia.

En este encuentro se abordarán temáticas en temas como injuria renal aguda, nefrología clínica, glomerulonefritis y hemodiálisis. Entre los auspiciadores más importantes se encuentra la empresa farmacéutica INTI con la línea médica B.BRAUN, quienes continuamente apoyan este tipo de eventos médico-científico. ///


Notas Relacionadas